Las asambleas de delegados del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Gas (STIGAS) que se realizaron en las ciudades de La Plata, Mar del Plata, Bahía Blanca y el sur del país, resolvieron rechazar la oferta salarial que realizó la empresa Camuzzi el miércoles pasado.

 

De esta manera, resolvieron continuar con el paro y elevaron una contraoferta a la compañía, según informaron fuentes sindicales.

 

Cabe destacar que, el plan de lucha dio inicio el pasado 22 de junio y a raíz de la medida no hay atención al público en las oficinas comerciales, así como tampoco se realizan reconexiones del servicio o se corta el suministro en aquellos casos que ya existía algún tipo de intimación.

 

La prolongación de la protesta ha empezado a generar cierto grado de fastidio entre gasistas matriculados que no pueden autorizar algunas obras, así como entre algunos usuarios que se ven imposibilitados se realizar trámite alguno.

 

Si bien la empresa anunció que no habrá ejecución de quita de medidores o no se aplicarán moras por atraso en los pagos mientras persista el conflicto, los vecinos se muestran preocupados porque las próximas facturas se acumularán con otros servicios.

 

La empresa había hecho una oferta salarial de aumentar un 10 por ciento en julio, un 4 por ciento en octubre y un 3 por ciento en diciembre.

 

Los empleados rechazaron la propuesta y enviaron una contraoferta “consensuada con las distintas delegaciones del país: 10 por ciento para julio y otro 10 para agosto”, indicaron.



Siguiente Noticia Convocan en Mar del Plata a apoyar protesta contra mega minería

Noticia Anterior Argentina y Ecuador unidas por la Educación

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario