Se trata del Ciencia Móvil “para educar y divertir” que desarrolló e impulsa el ingeniero Roberto Stimbler, profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

 

Una serie de trabas burocráticas impiden que esta iniciativa pueda recorrer las diferentes escuelas de la ciudad y de la zona, debido a que no cuentan con un chofer que maneje la unidad de transporte.

 

La intención del mentor de este proyecto es el de conseguir fondos para recuperar ómnibus en desuso y llegar a toda la provincia.

 

El ingeniero Stimbler tiene a su cargo la cátedra de Física 1 en la mencionada unidad académica y hace muchos años se dio cuenta que los docentes que marcan la diferencia son aquellos que encaran a los más chicos, ya que son los que encuentran novedades a cada paso y con cada enseñanza y de acuerdo a como se lo comunique alimentará o no su interés.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), Stimbler reseñó que todo comenzó con un taller de Física de la Facultad de Ingeniería, “dando a clases a colegas de nivel medio y primario e inclusive con sus respectivos alumnos, e incluso llegamos a realizar convenios con escuelas privadas durante un buen tiempo”.

 

“Fui avanzando con este proyecto hasta que descubrí que las maestras que se estaban formando en el Instituto de Formación Docente era conveniente que se les diera algún tipo de apoyo y luego lo trasladamos a las escuelas primarias”, comentó.

 

El ingeniero Stimbler remarcó que en las charlas mediante la divulgación de las leyes de la naturaleza y utilizando la comunicacion humana, “llegamos a los alumnos de los niveles iniciales”.

 

Así surgió la posibilidad de crear un aula móvil donde las maestras con sus alumnos “puedan realizar experiencias básicas que sirven para explicar principios de la física que nos rodean”, resaltó.

 

Stimbler aclaró que antes de darle forma a la unidad móvil, previamente trabajó con un trailer que fue cedido por una empresa privada que puso a disposición a sus choferes para llegar hasta las escuelas.

 

“Tomé conocimiento que la Facultad de Psicología tenia un ómnibus en desuso y logré que me lo donaran y a través de un subsidio de la Comisión de Investigación Científica y de la Facultad de Ingeniería se logró equipar el micro”, detalló.

 

Sin embargo, luego de haber encontrado tanta buena predisposición irrumpió un escollo que impide utilizar el aula móvil todos los días como se había planeado inicialmente.

 

“Lo curioso que después de tanto amor y energía invertida, donde tenemos una pila de pedidos de escuelas, no tenemos chofer y las autoridades de la facultad nos plantearon una serie de objeciones para no contratar a una persona que brinde ese servicio”, lamentó.

 

Stimbler enfatizó que el proyecto no se terminaba con esta unidad móvil, “la intención es que esta iniciativa se multiplique y mediante algún recurso reciclar unidades en desuso y lograr una flota y así poder recorrer la provincia”, dijo.

 

“Nos dicen que no hay recursos, que reglamentariamente no se puede contratar a una persona que maneje un vehículo perteneciente a una universidad. A veces se aferran demasiado al sistema y habría que jugarse un poco más“, confesó.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red FM 91.3



Siguiente Noticia Cierran un comedor barrial por falta de recursos

Noticia Anterior El Intendente participó de un encuentro con representantes del BID

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario