Un grupo de fileteros nucleados en la Unión de Trabajadores del Pescado y Afines (UTPYA), que lidera el polémico dirigente Roberto Villaola, decidió ayer movilizarse hasta la ruta 2 y cortar el tránsito en ambas manos a la altura del aeropuerto, por tiempo indeterminado.

 

La medida responde al impacto negativo que está teniendo sobre los sectores más precarizados dentro de la actividad pesquera los cien días de un conflicto que mantiene paralizado al puerto de Mar del Plata.

 

“Los trabajadores necesitan de forma inmediata una contención económica o un subsidio y, sobre todo, alimentos por la crítica situación”, reclamó Villaola.

 

El dirigente de la CTA dejó en claro que este conflicto intersindical pone “en riesgo las fuentes laborales y sitúa en la precariedad y sin ningún tipo de asistencia a los más vulnerables”, puntualizó.

 

Sin embargo, los vecinos de los barrios que se encuentran en las inmediaciones al corte expresaron su descontento por los trastornos que trae aparejado la medida en la principal vía de acceso a la ciudad.

 

Tras dejar en claro que entienden los motivos que llevan a la protesta y bregan por una pronta solución, se quejaron porque “Mar del Plata no termina a la altura del Aeropuerto” y son muchos los barrios que sufren este tipo de cortes, ya que no hay caminos alternativos para llegar a la ciudad.



Siguiente Noticia Amplían búsqueda de arquitecto desaparecido a ciudades limítrofes

Noticia Anterior Con más del 90 por ciento de adhesión, estatales realizan la segunda jornada de paro

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario