A pocos metros de donde los trabajadores del SIMAPE continúan con su reclamo públicamente conocido, otro sector que depende de la actividad portuaria hizo sentir su voz: el de los empleados gastronómicos.

 

Al filo del fin de semana largo, los empleados del que fuera el restaurante “Amigos” -desde hace cuatro años perteneciente a Franco Dileva- tomaron junto a la comisión directiva de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos seccional Mar del PLata, el reconocido espacio “Chichilo”, perteneciente al mismo propietario.

 

Vale recordar que a esta quincena de trabajadores, sus empleadores les dieron las vacaciones en diciembre pasado y al volver se encontraron conque su fuente de trabajo estaba cerrada y en posible venta. Los sueldos adeudados no habían sido saldados a esta fecha y es por eso que desde hace algunas semanas decidieron comenzar a reclamar por los que les pertenece.

 

Bien pasado el mediodía y ante el escrache perpetrado dentro y fuera del local gastronómico, con la secretaria General Mercedes Morro a la cabeza, los directivos de UTHGRA lograron reunirse con Franco Dileva, presidente de la sociedad propietaria del ex “Amigos” y de “Chichilo” y con su representante legal el Dr Mariano Colobit.

 

“Logramos firmar un acta acuerdo en la que consta que en el día de la fecha se dio a cada trabajador una suma de $1.000 (mil pesos), a cuenta de los sueldos de mayo y que el 3 de agosto van a estar dando otra suma igual para seguir saldando la deuda”, explicaron Morro y Carlos Costa, secretario Gremial. Lo firmado “se va a adjuntar al expediente abierto en el Ministerio de Trabajo”, acotaron.

 

Además, también consta en el escrito que “los que fueron trabajadores temporarios del ex “Amigos” serán absorbidos por “Chichilo” junto con dos empleados que estaban en tiempo parcial. Quedan seis a los que tienen que indemnizar, a menos que surja trabajo”, agregaron.

 

En tanto, también los trabajadores de “La Cantina”, a pocos metros de “Chichilo”, hicieron saber su situación lo cual generó que el escrache se trasladara a este establecimiento, que fue tomado ante un intento de cierre por parte de los dueños.

 

“A estos trabajadores se les adeudaba dos meses. Se hizo presente el apoderado Omar Jaluf quien a las 15 les pagó el mes de mayo y el viernes próximo dijo que pagará junio. Al momento, este arreglo es de palabra. Veremos cómo continúa la situación”, alertaron los dirigentes.



Siguiente Noticia Inhumaron los restos de actor desaparecido en la dictadura

Noticia Anterior El Partido Unión Celeste y Blanco mostró que el sentimiento peronista sigue vivo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario