El Concejo Deliberante de General Pueyrredon y la Comisión Permanente por la Verdad, la Justicia y la Memoria (CPVJM) llevaron a cabo un emotivo acto de evocación y reconocimiento a Tomás Fresneda y María de las Mercedes Argañaraz, dos militantes desaparecidos en el marco del episodio conocido posteriormente como “La Noche de las Corbatas”.

 

El acto, con presencia de familiares de las dos víctimas mencionadas, compañeros de militancia, estudios y trabajo, miembros del Departamento Ejecutivo y del Cuerpo Deliberativo locales, representantes de organismos de derechos humanos, del poder judicial y de los ámbitos académico y cultural, se desarrolló en avenida Independencia 2463, donde los parientes de las víctimas descubrieron las placas que dejan asentado el luctuoso hecho acontecido el 8 de julio de 1976 justamente en el sitio de la evocación.

 

Estuvieron presentes, entre otros, el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Ariel Ciano; el secretario de Gobierno, Marcelo Artime (en nombre del intendente Gustavo Pulti); la directora general de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, Agustina Palacios; las concejales Verónica Beresiarte (FpV) y Débora Marrero; el representante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, Matías Moreno; las diputadas provinciales Alejandra Martínez y Fernanda Raverta y referentes de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

 

En primer término, tras la entonación del Himno Nacional Argentino hizo uso de la palabra Ciano, para considerar que “estamos haciendo un ejercicio de memoria; algo imprescindible no sólo para recordar lo que ellos hicieron sino también para mantener vivo el pasado. Un pueblo que no recuerda, un pueblo que pierde la memoria es un pueblo condenado a repetir los errores ya cometidos, a vivir tragedias como las padecidas”.

 

A continuación, Mirta Argañaraz (hermana de María de las Mercedes), al hacer uso de la palabra recordó cómo fue el secuestro y desaparición de estos militantes, agregando luego, visiblemente emocionada, que se sentía agradecida por este acto de reconocimiento. “Pedimos que los genocidas vayan presos a cárceles comunes, que se sientan miserables. Tomás y María de las Mercedes lucharon por un mundo mejor; sabían que estaban jugados, pero nunca se pensó que la situación iba a ser tan dura”.

 

Luego, Artime también consideró necesario el ejercicio de hacer memoria para relatar a hijos y nietos lo que ocurrió en la dictadura cívico-militar. “Este acto es más que justo, es contundente. Tenemos que seguir recordando qué pasó y tener en claro que hubo cómplices civiles que avalaron el terrorismo de Estado. Ahora estamos contando una historia que es la real. Así, sabremos cómo seguir y hacia dónde, con conciencia de pueblo”.

 

A continuación, varios compañeros de militancia de Fresneda y Argañaraz evocaron anécdotas juntos, recuerdos, algunos tristes, otros más agradables, siempre teñidos de la nostalgia de no poder volver a ver a dos de las víctimas de un hecho que manchó con sangre la historia de Mar del Plata.

 

En el epílogo del acto, autoridades del Departamento Ejecutivo y del Deliberativo y familiares de las víctimas descubrieron los dos baldosones, coronando el momento con un extenso aplauso y la arenga: ¡¡¡30.000 desaparecidos presentes, ahora y siempre!!!!

Compartir
Artículo anteriorEl cooperativismo celebró noventa años de vida
Artículo siguienteEl Partido Unión Celeste y Blanco mostró que el sentimiento peronista sigue vivo
Periodista recibido en Instituto Superior deporTEA en 1999. Redactor de Puntonoticias desde 2004. En radio La Red FM 91.3 está a cargo del área periodística y desde 2000 conduce programa al mediodía "Mar del Plata en La Red". Columnista en programa Primera Tarde en Radio Mitre FM 103.7. Además es corresponsal de La Red Am 910 Buenos Aires y fue productor de móvil para Telefé Noticias. Realizó cobertura de eventos internacionales tales como Cumbre de las Américas, Festivales de Cine, Ferias de Turismo, entre otros.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: