La CTA-Buenos Aires dispuso un cese de actividades de los estatales y movilizaciones para que el Gobierno bonaerense “dé marcha atrás” con el pago en cuatro cuotas del medio aguinaldo.

 

La medida de fuerza alcanzará a los ámbitos de la salud, judiciales, docentes y los trabajadores de casinos.

 

En Mar del Plata, se realizará a las 10 de la mañana una Radio Abierta frente a la delegación del Ministerio de Trabajo bonaerense, en Luro y España.

 

“El reclamo es que el gobierno de la provincia de Buenos Aires dé marcha atrás con la decisión de fraccionar en cuatro cuotas el aguinaldo de los trabajadores estatales, que genera un perjuicio gravísimo porque el aguinaldo no tiene impacto y se termina licuando”, señaló Roberto Baradel, secretario general de la CTA – Buenos Aires.

 

“Además, (la medida del gobierno provincial) genera incertidumbre con respecto al pago de salarios que vamos a tener para adelante“, agregó el dirigente sindical.

 

Baradel pidió al gobierno de la provincia de Buenos Aires que “priorice los gastos del Estado”, ya que “en el presupuesto está garantizado el pago de salarios y aguinaldos en tiempo y forma“.

 

Asimismo, dijo que, además de movilizaciones en todas las localidades de la provincia, se van a realizar actos en las principales ciudades como Bahía Blanca, Olavarría, La Plata, Mar del Plata.

 

En el caso de esta ciudad, se realizará a las 10 de la mañana una Radio Abierta frente a la delegación del Ministerio de Trabajo bonaerense, en Luro y España.

 

La medida de protesta en rechazo al pago del aguinaldo para todos los trabajadores estatales bonaerenses se suma al paro de 24 horas dispuesto por los gremios docentes para el viernes próximo.

 

Por último, el secretario general de la CTA Buenos Aires señaló que “también le estamos reclamando al gobierno de la provincia sobre las asignaciones familiares, un tema que estaba refrendado en los acuerdos paritarios de principios de año para discutir en una comisión, pero que no se cumplió”.

 

LA PROVINCIA ANALIZA ALTERNATIVAS

 

Con el propósito de aplacar este clima de conflicto, el gobierno bonaerense comenzó a analizar alternativas en procura de mitigar el pago en cuotas del aguinaldo, al menos entre los sectores de estatales que menos ganan.

 

La Provincia dispuso cancelar el aguinaldo en cuatro cuotas a pagar este mes, agosto, septiembre y octubre, a raíz de que no alcanzó a reunir los 2.200 millones de pesos necesarios para cancelar esa obligación salarial junto a los sueldos.

 

Una ayuda nacional inferior a la esperada -1.000 millones de pesos frente a una demanda de 2.800 millones-, sumada a la difícil situación financiera y la imposibilidad de salir a buscar fondos al exterior para financiarse, derivó en la drástica decisión de postergar el pago del aguinaldo a 550 mil trabajadores estatales, docentes y policías.

 

Pero ahora, la Provincia estaría analizando una serie de variantes para que la drástica medida impacte en menor medida sobre los sectores que menos ganan

 

El ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, dio una primera pista en ese sentido, cuando habló de la posibilidad de que la primera cuota que se pagará este mes sea mayor para los estatales que sueldos más bajos perciben.

 

La cuestión es compleja porque generaría una suerte de discriminación para los estatales que más ganan. Y además, aparecía difícil que los gremios que representan a estos empleados aceptaran una medida de esas características.



Siguiente Noticia Astor Piazzolla: 20 años sin un maestro clásico y único

Noticia Anterior Acuerdan mesa de trabajo para monitorear el desarrollo de importantes obras para la ciudad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario