Cerca de 2000 docentes de colegios de Mar del Plata, Balcarce, Miramar y la zona, se dieron cita en el Estadio Polideportivo, en el marco de la V Jornada de Educación para el Amor y la Familia.

 

Con la organización de la Junta Regional de Educación Católica, el matrimonio José María Aguerre y Alejandra Planker abordaron distintas temáticas relacionadas con la educación.

 

Para dar comienzo al encuentro, el Presidente de la JUREC, Presbítero Silvano De Sarro dirigió la oración encomendando a Dios las familias de los docentes y alumnos. También participó Monseñor Antonio Marino, Obispo de la Diócesis de Mar del Plata, quien animó a los participantes de la Jornada a continuar trabajando en la formación de los niños y jóvenes.

 

Los encargados de las exposiciones fueron el matrimonio Alejandra Planker y José María Aguerre, ambos profesores de Filosofía egresados de la Universidad Católica Argentina que, con la utilización de distintos recursos, supieron captar la atención de todos los presentes en el Polideportivo.

 

Aguerre explicó que en la Jornada de Educación para el Amor y la Familia “se invita a reflexionar a los docentes para que el aula sea un lugar de encuentro de los valores de la Patria y encontrar a través de Dios un camino para tanto dolor que vive nuestro país en este tiempo”.

 

Durante su exposición, Planker invitó a recuperar “los valores que tienen que ver con la vida digna, en la honestidad, la honradez y la verdad. No dejar caer la esperanza. El país sufre la incapacidad de vivir la verdad, y el bien testimoniado. Hay que volver a las raíces. Las mejores cosas seguramente no se pueden predicar en una plaza pública, por eso vale el testimonio”.

 

En referencia a la actividad de los docentes, y ante las situaciones que parecen exceder la capacidad de los mismos, Planker reconoció que “es verdad que uno no puede todo. Hay que pensar que estoy acá por alguna razón y debo mirar para adelante, ver quien me puede ayudar, buscar ayuda en la mano del otro”.

 

Además propuso “confiar en el otro, recibiendo una palabra de aliento. A veces es más fácil decir no puedo más, que seguir caminando”.



Siguiente Noticia Anuncian que la Planta de Reciclado será inaugurada a fin de mes

Noticia Anterior Nuevo concierto didáctico de la Sinfónica con más de 400 alumnos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario