En la sede del Consejo Europeo de Investigación Nuclear (CERN, su sigla en francés), en Ginebra, serán presentados este miércoles los resultados preliminares de los últimos experimentos del Gran Colisionador de Hadrones (LHC).

 

Anunciarían el hallazgo de fuertes indicios de la existencia del bosón de Higgs, una partícula elemental que explicaría el origen de la masa, por lo que se la conoce como “la partícula de Dios”.

 

La divulgación se hará en un seminario, en el que serán presentados los datos recolectados en los experimentos ATLAS y CMS. En el ATLAS participaron unos 2.000 físicos de más de 30 países.

 

Entre ellos está la Argentina, a través del Instituto de Física de la Universidad Nacional de La Plata, dirigido por la doctora María Teresa Dova, y del Departamento de Física de la Universidad de Buenos Aires, a cargo del doctor Ricardo Piegaia.

 

El seminario tendrá lugar en Ginebra, y será trasmitido en dúplex durante la primera jornada de la 36ª Conferencia Internacional de Física de Alta Energía, que se realizará en Melbourne (Australia). “Uno de mis posdoctorandos estará allá presentando resultados de la colaboración ATLAS”, contó a Clarín la doctora Dova.

 

Esos resultados fueron logrados a partir de los datos reunidos entre abril y el 18 de junio pasado. Durante 2011, los hadrones colisionaban con dos haces de 3,5 TeV, y desde abril lo hacen a 4 TeV.

 

“Ese pequeño incremento en la cantidad de energía permitió, en estos pocos meses, obtener más del doble de información de todo lo que hubo el año pasado”, explicó a Clarín el doctor Mario Benedetti, director del Laboratorio de Instrumentación y Control de La Universidad Nacional de Mar del Plata, quien participó en la construcción del detector ATLAS.

 

El Gran Colisionador de Hadrones del CERN, desarrollado a un costo de 10.000 millones de dólares, ha estado creando colisiones de protones con energía muy alta, para ayudar a comprender presuntos fenómenos como la materia oscura, la antimateria, y a la larga la creación del universo hace miles de millones de años, que muchos conjeturan ocurrió luego de una explosión masiva conocida como el Big Bang.

 

Si bien la doctora Dova eludió anticipar conclusiones, en Ginebra trascendió que los científicos habrían reunido información que mostrará en esencia la huella de la partícula conocida como bosón de Higgs –lo cual demostraría que sí existe–, aunque no les permite afirmar que ya haya sido vista.

 

Para los físicos especializados en partículas, el hallar el bosón de Higgs es clave para poder confirmar el modelo estándar de la física que explica qué le da su masa a la materia y, por extensión, cómo se formó el universo.



Siguiente Noticia Concluye el ciclo de charlas "¡Socorro!... soy Padre"

Noticia Anterior Se moviliza el SOMU en reclamo por una salida al conflicto del puerto

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario