Un efectivo policial fue baleado en las piernas por dos delincuentes que lo sorprendieron cuando ingresaba en auto a su casa en el barrio Fortunato de la Plaza.

 

Se trata del segundo caso en menos de una semana donde un agente de la policía de la provincia de Buenos Aires es víctima de la inseguridad.

 

El viernes un comisario fue herido en una pierna cuando fue abordado también por dos malvivientes y el modus operandis fue similar.

 

En ambos casos les robaron su arma reglamentaria y se dieron a la fuga.

 

Facundo Villarroel, sargento de la comisaría decimosexta que estaba vestido de civil, fue sorprendido por un delincuente cuando se aprestaba a ingresar con su auto a su vivienda ubicada en la calle Dolores al 1700.

 

En el interior de su auto se encontraban sus dos hijos de 12 y 6 años y al advertir que iba a ser asaltado logró salir del vehículo y trenzarse en lucha con el malviviente.

 

En esas circunstancias, el delincuente extrajo un arma y le efectuó dos disparos en las piernas, para luego robarle el arma reglamentaria y darse a la fuga junto con otro sujeto que lo esperaba a bordo de una moto.

 

Villarroel fue trasladado a una clínica privada donde permanece internado fuera de peligro.



Siguiente Noticia Se moviliza el SOMU en reclamo por una salida al conflicto del puerto

Noticia Anterior Tenis local: Nueva etapa del Master Series 2012

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario