El secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio seccional Mar del Plata, Guillermo Bianchi, confesó que la situación por el conflicto en el puerto resulta “extremadamente compleja“.

 

Afirmó que los tres meses de crisis se prolonga a actividades comerciales ajenas a la actividad pesquera, donde las ventas en la zona comercial del puerto cayeron un 50 por ciento.

 

El dirigente sindical planteó que se alcance una tregua en las próximas 72 horas y se reanuden las negociaciones porque hay miles de familias que atraviesan un crítico contexto social donde la caída en los niveles de empleo impactará fuertemente en Mar del Plata.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), Guollermo Bianchi sostuvo que se ha cortado una cadena de pagos y desde el gremio suscribieron dos acuerdos con las cámaras empresarias CAIPA y de Armadores planteando el cobro de salarios y aguinaldos en tiempo y forma.

 

“Además, hemos elevado a las autoridades nacionales del Ministerio de Trabajo un acuerdo para que una porción del salario sea abonado de manera no remunerativa hasta que finalice el conflicto”, añadió.

 

Consultado sobre cuál sería el camino para destrabar este conflicto donde los derechos de un sector de trabajadores se contraponen con los de aquellos que quieren retomar las actividades, el secretario gremial del SECZA aclaró que “reivindicamos el legítimo reclamo salarial del SIMAPE, así como me parece que los empresarios ya tendrían que haberse sentado a tener un diálogo más fecundo con las organizaciones sindicales y sinceramente no alcanzo a ver como se resolverá este conflicto que hoy está en un punto muerto y me parece que hay que llamar a la sensatez a todos los sectores involucrados e intentar en el transcurso de las próximas 72 horas llegar a un acuerdo”.

 

Bianchi remarcó que esta es una actividad que cuando se corta la cadena productiva es muy dificil recomponerla. “Es una actividad que implica mucho dinero para que funcione y esta situación ya no preocupa desde el término politico sindical sino por el impacto que tiene en lo social“, aseveró.

 

En tal sentido, puso como ejemplo un dato económico que surgió por parte de una empresa pesquera que hace 90 dias pagó de masa salarial 14 millones de pesos y con la profundización del conflicto empezó a pagar el garantizado y a recortar horas. “Hoy está pagando 9 millones de pesos de salario y esa diferencia de 5 millones se dejó de volcar al consumo interno”, subrayó.

 

Al respecto, el dirigente mercantil apuntó que este conflicto provoca “daños colaterales” que Mar del Plata ya los está sufriendo.

 

“La situación por la que atraviesa cada familia del puerto es muy crítica y a esto se le suma la caida en los niveles de empleo que este año viene acompañado de un crecimiento de la economía en la Argentina de más de un 3 por ciento, la mitad del año pasado. Si encima le sumamos el conflicto del puerto se van a duplicar las cifras de desempleo y un trabajador desempleado es un problema para la ciudad“, fundamentó.

 

Por lo expuesto, Guillermo Bianchi entendió que “en algún momento lo social deberá inclinar la balanza por encima de las decisiones políticas y gremiales y tenemos que ir a un escenario de resolución del conflicto sin cortar la vía de discusión, me parece que se debe tomar una decisión inteligente de lograr un impasse y abrir automáticamente una negociación para una mejora salarial”.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red (FM 91.3)

 



Siguiente Noticia Comenzó la reincorporación de los trabajadores despedidos del Peladero

Noticia Anterior Asociación de Trabajadores del Estado responsabilizó a Scioli y Cristina

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario