El Ateneo “LEANDRO ALEM” de la Unión Cívica Radical de Mar del Plata recuerda el 3 de julio, el 79º aniversario del fallecimiento del Dr. Hipólito Yrigoyen, primer Presidente de la Nación elegido libre y democráticamente por los ciudadanos de la República.

 

Revolucionario en el Parque y fundador de la Unión Cívica Radical. Acompañó a Leandro Alem, su tío, y lo sucedió a su muerte como Presidente de la UCR. Abstencionista e intransigente hasta lograr la sanción de la ley que consagrara la voluntad popular mediante el voto obligatorio y secreto en 1912.

 

Fue Presidente de los argentinos entre 1916 y 1922. La Unión Cívica Radical ganó las elecciones con el 45,6 por ciento de los votos, entregándole el gobierno al triunfador de las elecciones en 1922 Marcelo Torcuato de Alvear.

 

Y triunfó nuevamente en 1928 con el 57,4 por ciento, gobernando hasta el golpe de 1930. Primera página negra en la historia del país que diera origen a la denominada “Década Infame”.

 

El gobierno de Yrigoyen se caracterizó por su “Plan de Tierra y Petróleo”, en el que el Estado se reserva un rol decisivo. Defensor de la soberanía y del patrimonio nacional, crea en 1922 la empresa estatal petrolera YPF, que en el futuro sería la más grande del país, convocando al Gral. Enrique Mosconi al frente de la misma, completado durante la presidencia de su continuador Marcelo Torcuato de Alvear.

 

Respaldó la Reforma Universitaria de 1918, que fuera ejemplo para toda América de la defensa de la educación pública y la autonomía universitaria. Impulsó una política de expansión y fortalecimiento de los ferrocarriles y se enfrentó con las poderosas empresas ferroviarias extranjeras. Crea la Marina Mercante Nacional y reorganiza el Banco Hipotecario Nacional para que apoye crediticiamente a los pequeños propietarios. Intransigente en su política exterior, en el sagrado respeto a los pueblos del mundo. Sancionó las leyes que protegían a los trabajadores de los abusos patronales.

 

“Cuantas veces nuestras autoridades nacionales deberían mirarse al espejo de Yrigoyen para encontrar el rumbo, defendiendo el patrimonio nacional, no sólo de los de afuera que nos quieren comprar, sino de los de adentro que nos quieren vender, y lograr una mejor calidad de vida y un mayor bienestar”, señalaron.

 

Al asumir su Presidencia el 12 de octubre de 1916, en su mensaje a la Asamblea Legislativa, Yrigoyen afirmó: “No he venido a castigar ni a perseguir, sino a reparar”.

 

“Una nueva reparación moral nos reclama”, concluyeron.



Siguiente Noticia Fijan reducción horaria en una escuela por problemas con la calefacción

Noticia Anterior Realizan jornada "Garantizando Derechos" en los barrios de Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario