Las familias ferroviarias, quienes habitaban el predio de la ex estación ferroviaria, hicieron uso de la Banca 25 del Concejo Deliberante a los fines de exponer su problema ante los bloques de concejales.

 

Estuvieron representados por Héctor Barbaglia, acompañados asimismo de su asesora letrada, la doctora Adriana Arias.

 

“Vinimos al Concejo para tratar de encontrar una solución a este problema que ya lleva muchos años sin lograr respuesta alguna. Esto comenzó en el año 2008 cuando comenzaron las gestiones para la nueva obra y para la desocupación del predio de la ex estación de trenes; luego de muchas negociaciones la Municipalidad de General Pueyrredón se comprometió a la reubicación de las familias ferroviarias como compensación a quienes residiamos en ese lugar”, reseñó.

 

Barbaglia destacó que de esas negociaciones nació el Convenio Traslado Familias Ferroviarias, “que fue convalidado por el Intendente y por el HCD, y en el que se disponía la adjudicación de viviendas a las familias por parte de la Municipalidad en propiedad y libre disponibilidad”.

 

El vecino afirmó que dicho Convenio “fue incumplido en todos sus términos puesto que desde ya hace tiempo se nos envian mensualmente cuotas de una supuesta deuda que recae en cada uno de nosotros correspondientes al precio por las viviendas que ocupamos”.

 

“Estas casas, fueron cedidas a la Municipalidad a través de un convenio entre el Municipio, el Ministerio de Infraestructura Vivienda y Servicios Públicos de la Provincia, y la Unión del Comercio la Industria y la Producción (UCIP), en el cual se dejo expresamente establecido que la UCIP cedía las viviendas a la Municipalidad de General Pueyrredón para su posterior entrega”, continuó exponiendo.

 

“Tampoco podemos dejar de mencionar lo expresado en las actas de los acuerdos que llevaron al convenio, así por ejemplo, en las actas de las reuniones mantenidas en fecha 29 de enero de 2008 y 1° de febrero de 2008, expresamente el representante del Municipio se afirmó que la propuesta de la Municipalidad se basaba en la entrega de viviendas exclusivamente, descartando la entrega de dinero como compensación”, explicó.

 

Por último, dejó en claro que “no hay ninguna duda de que cuando las viviendas se nos entregaron, lo fueron en propiedad y a título gratuito, sin embargo no entendemos como ahora pretenden borrar con el codo lo que escribieron con la mano, solo venimos a reclamar a la Municipalidad, y al intendente Gustavo Pulti que cumplan con lo prometido, dejen de reclamar una deuda que no existe, y se otorguen las escrituras correspondientes”.



Siguiente Noticia Aprueban proyecto para que la municipalidad inicie acciones judiciales contra Cablevisión

Noticia Anterior Trasladaron el segundo tramo de cañerías del Emisario Submarino

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario