A raíz de las obras de finalización de la Ferroautomotora de Mar del Plata, el edificio central de la vieja estación de trenes quedó cercado y por estos días se pudo apreciar como empezaron a retirar las chapas del semi – cubierto del andén.

 

Desde las organizaciones defensoras del patrimonio arquitectónico volvieron a expresar su preocupación por el futuro de una de las construcciones más añejas con que cuenta la ciudad y que además se erige como un hito histórico para la región.

 

Se trata del segundo bien patrimonial más importante con que cuenta Mar del Plata luego de la capilla Santa Cecilia.

 

Cristian Andreoli, integrante de la Asociación Civil Marplatense Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano, manifestó que desde comienzos de año vienen solicitando a las autoridades de la Secretaría de Planeamiento Urbano que informe sobre el avance de las obras de la Ferroautomotora sobre el edificio de la vieja Estación Norte.

 

“Se distorsiona su imagen y en términos patrimoniales resulta desacertada haber levantado esta nueva estructura `pegada´ a un edificio que data de 1885 y que es el segundo bien patrimonial más importante que tiene la ciudad después de la capilla de Santa Cecilia, por lo que significó la llegada del ferrocarril a esta región y el punto de inflexión que provocó para la ciudad erigiéndola como una ciudad balnearia”, remarcó meses atrás.

 

Esta semana, Andreoli recorrió el predio y pudo comprobar que continúan las acciones en la Estación Norte que violan el Decreto Nacional 1063/82 y que establece que debe darse participación a la Comisión Nacional de Museo, Monumentos y Lugares Históricos antes de intervenirse un bien con estas características.

 

“Consulté a un operario sobre los trabajos que estaban realizando y dijo que sólo tienen orden de sacar las chapas”, agregó.

 

El preservasionista se preguntó “¿quién controla si se retira algo de más, si se daña algo en el proceso? ¿que proyecto hay para el sitio? Todo esto enmarcado encima en una intervención ya consumada, pero que debe ser revisada, y que incorporó una estructura ajena al edificio original y que distorsiona la imagen y avasalla al segundo edificio, aún en pie, más significativa para la historia de la ciudad“.

 

Andreoli lamentó que las autoridades municipales, particularmente el intendente Gustavo Pulti no se expida al respecto, mientras por otro lado “asistimos al gasto de recursos públicos en campañas que anuncian que se van a `recuperar fachadas y paisajes… toldos amigables… sin contaminación visual… una ciudad de la que estemos cada vez más orgullosos´. Esto no me pone orgulloso, sino todo lo contrario”, añadió.

 

“Además de distorsionar su imagen, la compromete materialmente porque perforaron todo el acceso cubierto que era el andén y la plataforma de arribo y partidas para colocar columnas”, precisó.

 

Ante lo expuesto, Andreoli confesó que desde la Asociación Civil temen que ese sitio histórico sea demolido, a pesar de estar declarado de Interés Patrimonial.

 

Fotos: Cristian Andreoli



Siguiente Noticia Comienza la Cumbre de Mercosur sin Paraguay

Noticia Anterior Actividad fisica: "bailar salsa puede ser una buena opcion"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario