El Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos expresó su más enérgico repudio a la ruptura de orden democrático y de la voluntad popular perpetrada en la República del Paraguay.

 

Asimismo, expresa su plena coincidencia con el rechazo unánime aprobado por Con­greso de la Nación, así como a las actuaciones del Mercosur y la Unasur y sus pronunciamien­tos sobre “Compromiso con la Democracia, en la que los Estados Partes asumen la promoción, defensa y protección del orden democrático, del estado de derecho y sus instituciones”.

 

La situación planteada en el país vecino pone de manifiesto la existencia de una nueva modalidad de golpes de Estado, promovidos por los factores tradicionales del poder econó­mico y político en la región.

 

Cabe recordar en tal sentido lo sucedido en 2002, cuando detuvieron al presidente ve­nezolano Hugo Chávez Frías; en 2009, cuando el Congreso hondureño destituyó al presidente Manuel Zelaya; en 2010, cuando intentaron derrocar al primer mandatario ecuatoriano Rafael Correa y actualmente hay un intento golpista contra el presidente Evo Morales en Bolivia.

 

“La democracia es un bien preciado cuya estabilidad debemos defender, respetando la voluntad popular expresada a través de las urnas en elecciones libres”, expresaron desde el IMFC.

 

“Lo que sucedió en Paraguay es un llamado de atención para todos los pueblos de la re­gión de América latina y el Caribe, que al cabo de innumerables sacrificios han comenzado a transitar un camino de transformaciones económicas, políticas, sociales y culturales”, añadieron.

 

En virtud de lo expuesto, “hacemos llegar nuestra solidaridad con el pueblo paraguayo y su presidente Fernando Lugo, así como respaldamos todas las gestiones tendientes a salva­guardar la estabilidad institucional en todo el ámbito de la Patria Grande latinoamericana”, concluyeron.



Siguiente Noticia Donda y Ceballos visitaron Mar del Plata

Noticia Anterior Podría falta el agua por reparación de cañería de impulsión

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario