El ministro de Educación, Alberto Sileoni, destacó las consecuencias de los cambios previstos para el primero y segundo grados de la educación primaria porque permitirán “tomarlos como una unidad y evitar la elevada repitencia que se da en esa etapa escolar”.

 

“Uno aprende a leer y escribir en los dos primeros años de escolaridad, por lo que estamos tratando de concebirlos como un bloque, como una unidad pedagógica para evitar la repitencia, que es el doble de la media de toda la primaria”, resaltó Sileoni al explicar la medida que implica que los alumnos de primer grado no repetirán.

 

Los cambios previstos contemplan la creación de una unidad pedagógica en los dos primeros años del nivel primario, con el objetivo de que los chicos de 6 y 7 años acrediten los saberes y logren un mejor aprendizaje.

 

Es una medida que se ha tomado en consenso con todas las provincias”, señaló el ministro en declaraciones a radio Continental, y tras puntualizar que ya hay algunas experiencias en algunas jurisdicciones, dijo que “será implementada en forma progresiva en el próximo quinquenio, a partir del año venidero”.

 

Actualmente “un pibe arranca a los seis o cinco años en marzo y en noviembre le decimos, `mirá no llegaste, vas a tener que repetir´; si él pudiera hablar, nos diría: `si me das la chance, lo que no entendí en noviembre tal vez en marzo próximo lo entienda´”, ejemplificó el titular de la cartera educativa.

 

“De esto se trata; si el Estado lo acompaña, se puede resolver”, consideró, y advirtió que “no es `siga, siga´, sino que se trata de “brindarles mayor acompañamiento, con extensión de su calendario escolar, trabajo con la familia y darle la chance de que pueda terminar ese proceso un par de meses más tarde de lo que terminan otros”.

 

La nueva modalidad busca que todos los niños puedan leer y escribir al término del segundo grado y darles el tiempo necesario para que todos cumplan ese objetivo, sin tener que repetir un grado y empezar desde cero.

 

Para ello el Ministerio y las carteras provinciales de Educación contemplan la implementación de “clases de apoyo, tutorías, maestras comunitarias y extensión de la jornada escolar”.

 

No se trata de una medida facilista ni de nivelar para abajo”, insistió Sileoni, y señaló que se busca un cambio “con recursos y con capacitación a los docentes” para revertir el actual nivel de repitencia, que es del 4,7 por ciento en el nivel primario, “y sólo en el primer grado es el doble”.

 

Los cambios propuestos significan que “aproximadamente 60.000 pibes, que en su mayoría pertenecen a sectores carecientes y llegan a la primaria con menos años de escolaridad, con esta medida tendrían más oportunidades de poder aprender mejor”.



Siguiente Noticia Funcionará el transporte, habrá clases, pero no recolección de residuos

Noticia Anterior Diputado marplatense pidió a los docentes que concurran a dar clases

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario