Los trabajadores de Camuzzi Gas Pampeana, en su totalidad, manifestaron su repudio a la negativa rotunda de negociar salarios por parte de la Empresa y a partir de este martes desde la Ciudad de La Plata hasta Tierra del Fuego los afiliados a STIGAS hicieron sentir su reclamo.

 

En esta zona la medida tuvo un alto impacto no sólo en Mar del Plata sino también en Necochea, Balcarce, Madariaga, Vidal, Maipú y demas sucursales que permanecieron cerradas. Sólo se atendieron situaciones de emergencia y escapes de Gas por parte de las guardias que contaron con la dotación mínima de personal.

 

El Plan de Lucha continuará hasta el viernes 6 de julio, a menos que la Empresa o el Ministerio de Trabajo de la Nación tengan alguna propuesta que destrabe el conflicto.

 

Además de la no atención al público, no se está realizando colocación de medidores a nuevos usuarios, reconexiones, atención de trámites de instaladores, soldaduras de servicios a nuevos clientes, mantenimientos generales, toma de estado y el reparto de facturas que realizan los empleados de Camuzzi.

 

Los trabajadores, además, están pidiendo una definición al Gobierno Nacional sobre que es lo que pretende hacer con la Distribuidora de Gas Natural más grande del país y que abarca 6 provincias argentinas. “O se la estatiza o se le da el oxigeno necesario para que entre otras cosas pueda cumplir con sus trabajadores con un sueldo digno”, remarcaron.

 

Este miércoles, los trabajadores concentrarán nuevamente en Juan B. Justo y Chile cortando media calzada y a su vez se movilizarán desde la sucursal de Alberti y Córdoba por las calles del centro realizando paradas frente al ENARGAS, Ministerio de Trabajo de la Nación, Municipalidad y Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.



Siguiente Noticia Concejo Deliberante despedirá a los atletas que participarán de Londres 2012

Noticia Anterior "A través de la educación se consolida el respeto por el prójimo"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario