Este martes se cumplen diez años de los asesinatos de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en la Estación Avellaneda en el marco de una protesta realizada por organizaciones sociales y políticas.

 

Organizaciones sociales de Mar del Plata anunciaron que harán un acto y movilización, a partir de las 10 de la mañana, en Luro y Mitre.

 

Mientras que, por la tarde, a partir de las 18.30, en la Biblioteca Juventud Moderna se realizará una jornada de Cine-Debate, donde proyectarán “La crisis causó dos nuevas muertes”.

 

Entre las organizaciones que dirán presente se encuentran Barrios Unidos en Lucha, Movimiento Teresa Rodriguez, Juventud Guevarista y Fogoneros.

 

Hace 10 años, un conjunto de organizaciones sociales y políticas confluyeron en una jornada de lucha por alimentos, trabajo, pago de planes de empleo y por el aumento de los subsidios de 150 a 300 pesos.

 

Durante los días previos, desde el Gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires comenzó un discurso legítimante y justificatorio de una futura represión, en el que incluso se hablaba de “guerra” y de que no se permitiría el corte de los accesos a la Ciudad de Buenos Aires.

 

Ese día, en un operativo conjunto entre la Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía Federal y Policía Bonaerense, más de 400 efectivos se hicieron presentes para impedir la protesta.

 

En medio de la represión, Maximilano Kosteki, de 25 años y quien pocos meses antes había comenzado a militar en el Movimiento de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón de Guernica, fue baleado en la entrada del supermercado Carrefour, ubicado en la Avenida Pavón.

 

Una vez herido, sus compañeros lo llevaron hasta la estación de trenes de Avellaneda, hacia donde llegó Darío Santillán, quien al entrar un grupo de policías al lugar les dijo a los demás que se vayan, que él se quedaba. El ex comisario Alfredo Fanchiotti, condenado luego a cadena perpetua, lo ejecutó por la espalda.

 

Darío tenía 21 años y militaba en el Movimiento de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón de Lanús, más precisamente en el barrio La Fe, donde de aprobarse un proyecto presentado en el Concejo Deliberante del municipio, una calle llevará su nombre.

 

El reclamo de justicia por los asesinatos cobra aún mayor fuerza en el actual contexto en el que, a seis años de haber sido condenado a cadena perpetua, el ex comisario Alfredo Fanchiotti, responsable del asesinato de Darío y Maxi, fue trasladado a la Unidad Penal Nº 11 de Baradero.

 

“Esta es una cárcel con régimen abierto en donde los presos llegan como un beneficio en la última etapa de su condena, con posibilidad de salidas transitorias y una futura liberación. También el ex policía y chofer de Fanchiotti Alejandro Acosta, fue trasladado a una cárcel abierta en Gorina”, señalaron.



Siguiente Noticia Los textiles sufren la inflación y la "prohibición" de las importaciones

Noticia Anterior El 95 por ciento de nenas de 11 años se vacunó contra el VPH

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario