El juez federal con competencia electoral, Manuel Blanco, le pidió a la Junta Electoral de la UCR bonaerense (los encargados de organizar los comicios) que “proceda a una depuración de padrones” y fije una nueva fecha para la interna, que estaba prevista para este domingo.

 

El juez Blanco hizo lugar a una denuncia que había presentado el sector que lideran Leopoldo Moreau y los intendentes bonaerenses Héctor “Cachi” Gutiérrez (Pergamino) y Mario Meoni (Junín).

 

“Los padrones debieron ser entregados 30 días antes de la elección, pero nos llegaron con 22 días de atraso y habían incorporado a 93.000 ciudadanos con doble afiliación, que pertenecían a partidos vecinales o al peronismo”, advirtió Gutiérrez.

 

Su otra queja fue que en los padrones que aprobó la Junta Electoral (con mayoría alfonsinista) ya no figuraban muchos de los candidatos de la lista opositora y, por lo tanto, no se podían postular.

 

“Esto confirma que teníamos razón en nuestra denuncia. Ahora requerimos una inmediata convocatoria a una nueva votación, para que no se malogre el proceso electoral, y la intervención de la Junta Electoral, porque ya no tienen confiabilidad sus resoluciones”, agregó Gutiérrez.

 

Con un padrón de 840.000 afiliados (no suele votar más del 15%) y 2000 mesas habilitadas, el alfonsinismo parecía dirigirse a una victoria segura, pero deberá esperar.

 

Disconformes con la decisión judicial, sus dirigentes aclararon, de todos modos, que acatarían la decisión del juez Blanco.



Siguiente Noticia Básquet: Argentina "milrayitas" ganó el Sudamericano

Noticia Anterior Greenpeace juntó firmas para declarar Patrimonio de la Humanidad al Ártico

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario