Así se manifestó monseñor Jorge Lozano durante la conferencia de prensa que se desarrolló en la sede del obispado de Mar del Plata y en la que se presentó a los medios la Semana Social 2012 organizada por la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS) y el obispado local.

 

La Semana Social 2012 se iniciará este viernes, a las 18, y se extenderá hasta el domingo 24, en el Hotel 13 de Julio de la ciudad de Mar del Plata.

 

El presidente de la CEPAS afirmó que “las expectativas como en toda Semana Social, y en esta en particular, son que podamos dar un espacio de diálogo, encuentro, reflexión, de escuchar aportes de miradas diversas y que esto nos pueda enriquecer a todos”.

 

El lema de este año es “Trabajo, dignidad y justicia social” y, sostuvo Lozano que “la idea es que a través de los paneles y mesas temáticas podamos ir viendo la unidad que existe entre estos tres ejes, que no son tres temas sino tres elementos que se dan en forma conjunta. Si falta alguno los otros se deterioran también. Nosotros unimos los tres elementos porque nos parecen claves”.

 

Más adelante, el Obispo de Gualeguaychú se refirió a los caminos para poder salir de la pobreza y en ese sentido remarcó que el trabajo es fundamental. “Las ayudas sociales pueden ser de momento, contingentes, pero no respuestas estructurales. La estructura para salir de la pobreza es el trabajo. Y el trabajo cuando no está debidamente remunerado es porque falta la justicia social”.

 

 

Al abordar el Programa previsto para esta Semana Social, el secretario ejecutivo de la CEPAS, Pbro. Adalberto Odstrcil, compartió con los periodistas que “están invitados a la mesa sindical las dos CGT y las dos CTA. A las 15 del sábado está arrancando el panel de los empresarios con la presencia de representantes de UIA, CAME y empresarios locales, de la provincia de Buenos Aires y de la Comisión Nacional de Justicia y Paz”.

 

“También tendremos un panel testimonial. Queremos reflejar un marco plural de abordaje de esta temática de trabajo, dignidad y justicia social. Están invitados también funcionarios de la provincia de Buenos Aires, la ministra de Gobierno Cristina Álvarez Rodríguez. Todo está sujeto a la coyuntura que estamos viviendo a nivel país en relación al acceso al combustible”, aclaró.

 

Al referirse a la relación entre Iglesia y Gobierno, monseñor Lozano precisó que “la relación es diversa según cada nivel. Ni el gobierno tiene una única sede ni la Iglesia tiene un único obispo. Hay diversos ministerios, en algunos tenemos un diálogo más fluido, en otros un poco menos; hay distintas provincias, en algunas los obispos tienen muy buen diálogo con los gobernadores o intendentes. En general los diálogos son buenos y fluidos“.

 

Ante la pregunta de si la pobreza es una cuenta pendiente de este Gobierno, monseñor Lozano respondió que “es la cuenta pendiente de la sociedad. Yo no le echaría toda la responsabilidad al Gobierno pero hemos tenido un avance significativo desde el 2001 por mencionar un epicentro de mayor pobreza y exclusión”.

 

“Hay mucha gente que ha salido de esa línea de pobreza o indigencia pero permanecen lo que llamamos unos núcleos duros de pobreza a los que es muy difícil poder llegar a través de los planes sociales. Sea porque hay gente que aún hoy no sabe leer ni escribir, o no tiene acceso a la información, o viven muy apartados de centros urbanos. Esto genera una deuda social, una deuda pendiente que tenemos”, agregó.



Siguiente Noticia Deco estilo cozy: días fríos, casas cálidas

Noticia Anterior Diputado marplatense donó banderas y participó de festejo patrio

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario