El gremio decidió en asamblea continuar con la medida de fuerza ante la falta de una propuesta de aumento salarial diferente a la acordada por el Somu.

 

Por otra parte, acusan al ministro de Pesca de la nación, Norberto Yauhar, de bloquear la negociación y rechazaron cualquier convocatoria del Ministerio de Trabajo.

 

Al menos por los próximos días los barcos de altura con asiento en Mar del Plata seguirán amarrados a los muelles. Mientras que el lunes llevarán la protesta a la Ruta 2.

 

La reunión de afiliados al gremio tuvo poco para discutir, ya que finalmente no surgió en las últimas horas una alternativa de aumento salarial diferente a la ya firmada entre el Somu y las cámaras empresarias.

 

La asamblea lo que decidió es continuar con el paro. Propuesta no hubo porque quedó sin aval”, detalló el secretario adjunto del Simape, Pablo Trueba, en conversación telefónica con Pescare.com.ar.

 

La posibilidad que se barajaba era firmar un incremento desdoblado del 22 por ciento: 11 en marzo y 11 en julio, cuando el acuerdo del Somu reparte el incremento entre abril y octubre.

 

Así lo habían dejado trascender desde el sindicato que conduce Juan Domingo Novero. “La propuesta había sido enviada por el Ministerio de Trabajo de la Nación al intendente Pulti para que él la transmitiera”, dijo Trueba.

 

No está claro si lo empresarios avalarían esa forma de pago con diferencias mínimas; pero lo cierto es que ya fue descartado. Ahora, el Simape apunta sus críticas al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Norberto Yauhar. Lo acusan de bloquear las negociaciones.

 

“El propio intendente nos avisó que hubo operaciones para que la propuesta que teníamos se cayera, no tuviera el aval necesario. La voluntad del ministro Yauhar hace que los empresarios no se sienten a negociar con nosotros”, aseguran.

 

Como próximo paso, los marineros fieles al gremio local proyectan llevar nuevamente su protesta a la Ruta 2, en el acceso a la ciudad. La movilización se realizará el próximo lunes por la mañana.

 

Mientras tanto, crece la preocupación en el sector por las consecuencias de la inactividad, que lleva ya casi tres meses por la sucesión de paros y protestas.

 

Se estima que en ese lapso dejaron de ingresar unas 66 mil toneladas al circuito de producción marplatense, con el impacto que esto tiene en toda la cadena, incluyendo a sus 20 mil trabajadores.

 

Cuantificar con exactitud el menor ingreso de divisas es complejo, pero puede hablarse de una caída en la facturación de 150 millones de dólares. El menor flujo de fondos se incorpora, además, a la ya endeble economía del negocio.

 

Fuente: Pescare.com.ar



Siguiente Noticia Piden declarar "emergencia social" en la Provincia por la violencia de género

Noticia Anterior Desde Berazategui se "apiadan" de Mar del Plata por designación de jefe policial

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario