Un grupo de padres, docentes y alumnos del Centro de Formación Laboral N°1 llevó a cabo una protesta frente al Consejo Escolar de General Pueyrredon para solicitar una urgente solución a las condiciones edilicias que presenta el establecimiento ubicado en Castelli al 1100.

 

Cabe destacar que al CFP Nº1 asisten adolescentes y adultos con discapacidad motriz y mental, y unas de las posibilidades que se maneja es el traslado de las actividades al edificio de Rawson 2735, aunque aún no se encuentra en condiciones de accesibilidad.

 

El edificio donde actualmente funciona el establecimiento se encuentra en muy malas condiciones y se analiza suspender las clases a raíz del riesgo que corre la integridad física de los alumnos y docentes.

 

El Centro de Formación Laboral cuenta con una matrícula de 150 alumnos y desde hace tres meses, en el Centro se dictan clases sólo dos veces por semana.

 



Siguiente Noticia La provincia de Buenos Aires ya detectó 170 hectáreas para implementar el PoCreAr

Noticia Anterior Se firmará acuerdo para capacitación de empleados públicos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario