La actividad portuaria lleva más de setenta días sufriendo una serie de conflictos que involucran a marineros nucleados en el SIMAPe y cámaras empresarias.

 

A lo largo de este tiempo se registraron escenarios de violencia que incluyó un ataque a la sede de la Cámara de Armadores, “aprietes” a tripulaciones, una bomba casera en estudio jurídico de un abogado que representa al sector empresario e incidentes frente a una planta pesquera.

 

En las últimas horas se sumó otro hecho repudiable cuando el secretario gremial del SIMAPE amenazó a un periodista y le advirtió que si pasaba por el puerto “la iba a pasar mal”.

 

El secretario gremial del SiMaPe, Rodolfo Chávez, amenazó por vía telefónica al periodista de Revista Puerto, Roberto Garrone, poniéndolo en aviso de que lo iban “a cagar a trompadas” y que no se le ocurriera volver a pasar por el puerto porque “la iba a pasar mal”.

 

La denuncia fue radicada en la Oficina de Denuncias de la Fiscalía General de Cámaras Departamental del Poder Judicial de Mar del Plata. El fiscal que entiende en la causa es Mariano Moyano y en los próximos días se notificará a los involucrados.

 

De acuerdo a lo señalado por los colegas de la mencionada publicación, antes que comenzara el conflicto del SiMaPe, Roberto Garrone ya había recibido una amenaza del secretario adjunto del gremio, Mario Sosa, “a la que en su momento no le dimos la importancia debida, habida cuenta de los hechos de violencia de los que hemos sido testigos en este último tiempo”.

 

Cuando un grupo de facinerosos incendió la Cámara de Armadores, Garrone intentó comunicarse con Rodolfo Chávez. Luego de maltratarlo, el gremialista le dijo que no lo llamara más. Para evitar males mayores, desde la redacción de este medio se decidió que no sería Garrone quien cubriría el desarrollo del conflicto. Ninguna nota ha sido generada por él, pero ello no evitó que desde la dirigencia del SiMaPe lo amenazaran gravemente.

 

Hacía más de un mes que el periodista no se comunicaba con el Secretario Gremial del SiMaPe, pero ante los hechos de violencia vividos en la mañana del martes en la nueva planta del Grupo Mattera y la acusación del armador que involucraba al gremio, Garrone buscó conocer la versión de los hechos del dirigente sindical.

 

Éste, en lugar de dar una explicación o desentenderse, como también es de práctica, prefirió calificar al cronista de “traidor” y de “mercenario”, diciéndole textualmente “Ustedes están comprados”.

 

Hasta aquí no era más que una bravuconada de un dirigente de estilo patoteril; pero la situación pasó a mayores cuando directamente amenazó la integridad física del periodista.”En el celular quedó marcada la hora, 18:02. Su número de celular lo tengo agendado por lo que sabía quién me llamaba, cuando atiendo le pregunto si se había arrepentido y me iba a decir algo sobre los incidentes en lo de Mattera”, relata Garrone.

 

Sin embargo la respuesta fue desconcertante: “¿Cómo vas a decir que soy un sicario? ¿Vos sabés qué es ser un sicario? ¿Sabes vos eso?”, le decía Chávez. Sin que existiese la posibilidad del diálogo, el periodista no pudo explicar, en primer lugar, que él no estaba escribiendo sobre el conflicto ni tampoco que en ninguna nota se había calificado de sicario a nadie.

 

Lo que sigue es la transcripción del monólogo amenazador del Chávez: “Te vamos a cagar a trompadas, te van a tener que ayudar esos que protegen a periodistas, ahí vas a tener que ir cuanto te caguemos a trompadas. Sos un traidor, ni se te ocurra volver a pasar por el puerto porque la vas a pasar mal.” Luego el locuaz dirigente cortó.

 

Fuente: Revista Puerto



Siguiente Noticia Serios incidentes en uno de los ingresos a la Municipalidad

Noticia Anterior INTI Mar del Plata capacitó a empleados municipales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario