En la provincia de Buenos Aires, 128 adolescentes del total de 531 que se encuentran alojados en Centros del Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil, dependientes de esta Secretaría de Niñez y Adolescencia provincial, son asistidos por uso y abuso de sustancias psicoactivas, a través de distintas modalidades terapéuticas.

 

El Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil cuenta con diferentes dispositivos de alojamiento para jóvenes en conflicto con la ley penal que se encuentran cumpliendo medidas cautelares o sancionatorias ordenadas por las autoridades judiciales competentes.

 

En estos centros se busca, a través de la implementación de medidas socioeducativas, fomentar el sentido de responsabilidad del joven, orientarlo en un proyecto de vida digno, con acciones que se complementan con la intervención de la familia y la comunidad.

 

Mediante la modalidad de los Grupos de Autoayuda Bonaerenses en Adicciones (GABA), que funcionan bajo la órbita del Ministerio de Salud provincial, se busca la prevención y el tratamiento de las adicciones a los jóvenes con restricciones a su libertad.

 

En los Centros Cerrados y los de Recepción de la provincia de Buenos Aires, 87 adolescentes participan, dentro del ámbito institucional, de las reuniones periódicas de grupos reducidos de trabajo terapéutico y, eventualmente según el grado de su adicción y las posibilidades individuales que les permita su proceso judicial en curso, concurrir a los Centros de Atención de las Adicciones (CPA).

 

Por otra parte, en los Centros de Contención bonaerenses, que funcionan bajo un régimen de semilibertad que propicia su inserción en la comunidad, 41 adolescentes en tratamiento concurren a los Centros Provinciales de Atención a las Adicciones (CPA) de la región correspondiente, para realizar tratamientos ambulatorios.

 

Tanto los CPA como los grupos GABA dependen de la Subsecretaría de Atención a las Adicciones de la cartera sanitaria. En el primero de los dispositivos conforman servicios de atención abierta a la comunidad, pública y gratuita que funcionan en la casi totalidad de los distritos que componen el territorio provincial. Estos conforman una red que brinda desde consultorios externos hasta centros de internación, mediante los diagnósticos realizados por profesionales especialistas.

 

En tanto, los GABA trabajan con el objetivo de conformar estructuras grupales en los que los jóvenes que participan intercambian experiencias en el marco de un modelo socio-terapéutico basado en la ayuda mutua.

 

A partir de eso, los operadores evalúan, junto con los equipos de profesionales de los distintos Centros que alojan a los adolescentes, cuál es la mejor metodología para implementar en los distintos dispositivos de intervención para cada joven.

 

Además, teniendo en cuenta que el abuso de sustancias no se reduce a causas individuales sino que implica también a la familia y la comunidad, los grupos trabajan con la familia de la persona afectada por una adicción.



Siguiente Noticia INTI Mar del Plata capacitó a empleados municipales

Noticia Anterior Mar del Plata figura en lista de terrenos fiscales de plan de viviendas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario