En el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon se llevó a cabo el homenaje a Leopoldo Lugones en el Día del Escritor.

 

Por ello, cuatro jóvenes referentes marplatenses de las letras acudieron para brindar sus pareceres sobre una práctica lúdica y cultivadora que, según entendieron, está siendo modificada por nuevas conductas y costumbres en una sociedad contemporánea más propensa a deglutir mensajes ya armados y empaquetados a través de otros soportes, como los tecnológicos y virtuales y los medios de comunicación masivos (la televisión).

 

A instancias del presidente del Cuerpo Deliberativo, Ariel Ciano (presente en el acto), esta iniciativa convocó a el poeta Rafael Felipe Oteriño (coordinador de la jornada) y contó con las disertaciones de Sebastián Chilano, María Carolina Bugnone, Fernando del Río y Jorge Chiesa.

 

Chiesa se refirió al aspecto político de la palabra y la labor de algunos maestros formados de escritores, como el fallecido Daniel Boggio. “Escribamos o no, todos tenemos que tener las herramientas para hacerlo, porque somos narraciones vivas. Lamentablemente se ha perdido un poco la transmisión oral por la impronta de los mass media”.

 

A continuación, Bugnone señaló: “La palabra tiene también una dimensión simbólica, construye y genera salud en una población. Genera una irrupción contra la comodidad e impulsa la creatividad. Para que haya un libro tiene que haber un escritor y un lector. Y lo interesante es que se pueden generar tantas lecturas posibles de un texto como lectores haya. La literatura abre cabezas”.

 

Luego, Chileno consideró que “a diferencia del momento de la escritura, la exposición pública de un escritor no permite errores, tropezones o revancha de elegir un discurso con las palabras adecuadas. Por eso, es más atractivo el momento de escribir”.

 

Finalmente, del Río consideró que “Mar del Plata es vista desde fuera en forma superficial como una ciudad receptora de turismo, prende el interruptor en diciembre y lo apaga en abril. Sin embargo, hay mucho talento emergente que encuentra serias dificultades para publicar sus obras. Escribir es un proceso de formación que lleva muchos años, es solitario y requiere esfuerzo. Y leer, contra lo que piensa mucha gente, no es algo alejado de la diversión; muy por el contrario, es divertido”.

 

Vale recordar que la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) instituyó el 13 de junio como el Día Nacional del Escritor, para rendir tributo a Leopoldo Lugones, en la fecha de su natalicio y homenajear así a todos los exponentes de las letras del mundo y a aquellos desconocidos que con su pluma contribuyen a la educación y cultura de nuestro país.



Siguiente Noticia "Si nos pusiéramos en el lugar de un chico con discpacidad mental, la sociedad sería mejor"

Noticia Anterior Leopoldo Federico será reconocido "Visitante Ilustre"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario