El perfil del donante de sangre fue cambiando en la provincia de Buenos Aires en los últimos años. En 2011 se recolectaron 150 mil litros de sangre: el 33 por ciento de esa cifra fue donada voluntariamente y no por el pedido específico para una persona que requiere donación de sangre en forma urgente.

 

Así lo informó el Instituto de Hemoterapia del ministerio de Salud de la Provincia, y agregó que la respuesta a este cambio es el aumento de los jóvenes donantes, la voluntariedad de hacerlo y las campañas y colectas en distintos ámbitos.

 

“Nuestro desafío es cambiar un hábito cultural arraigado en la sociedad. Las campañas para donar sangre siempre se basaron en un pedido específico, individual. Y nosotros apostamos a la conciencia colectiva, a la donación de sangre solidaria en cualquier momento, cuando uno se encuentra sano y puede hacerlo”, afirmó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, en el marco del Día del Donante de Sangre, que se celebra en todo el mundo este 14 de junio.

 

Los más de 150 mil litros de sangre donados en 2011 corresponden a 313 mil bonaerenses mayores de 18 años. ¿Pero quiénes son estos donantes y cuáles son los motivos que los llevan a donar su sangre para salvar la vida de otros?

 

La directora del Instituto Provincial de Hemoterapia, Nora Etchenique, explicó que “todavía tenemos muchos donantes que se acercan a donar para un paciente determinado, pero estamos aumentando el número de voluntarios, sobre todo jóvenes, que expresan básicamente principios de solidaridad”.

 

En números exactos y fríos, el donante voluntario representa el 33 por ciento de las donaciones de sangre. Todavía falta bastante para llegar al objetivo que se propone el ministerio de Salud provincial: que toda la sangre necesaria esté garantizada por la donación voluntaria. Sin embardo el avance es importante: en 2007 las donaciones voluntarias significaban un 27 por ciento del total; hoy crecieron seis puntos porcentuales.

 

Un dato a tener en cuenta es que en 2011 los menores de 20 años comprendieron el 7 por ciento de los donantes. Etchenique consideró que “el aumento de donantes jóvenes está directamente relacionado con el aumento de colectas externas en facultades y centros de estudiantes. También ha crecido considerablemente la actividad de promoción en el ámbito educativo secundario, lo que prepara futuros donantes”.

 

La mayor cantidad de donantes de sangre son jóvenes. El grupo que va desde los 18 a los 30 años representa el 37,5 por ciento de las donaciones. Le sigue el grupo de 30 a 40 con el 29,4 por ciento; después los comprendidos entre los 40 y 50 con el 19,1 por ciento. El resto se divide en cifras más bajas entre los 50 y los 65 años.

 

“Estamos aumentando la cantidad de donantes voluntarios, las colectas de sangre y la conciencia de la necesidad de contar con un banco de sangre disponible en todo momento ante cualquier emergencia”, consideró Collia y destacó que “este logro tiene mucho que ver las campañas públicas de información y las colectas externas realizadas por el ministerio de Salud”. En 2011 se hicieron unas 300 colectas externas de sangre.

 

En el caso de los hombres, el donante de sangre promedio es de 37 años. En 2007 el promedio estaba en los 42 años. Los hombres representan más del 60 por ciento del total de donantes. En tanto que el donante promedio femenino tiene aproximadamente 35 años (en 2007 era de 41 años). Las donantes mujeres representaban el 32 por ciento hace seis años y hoy representan casi el 40.

 

“Estas cifras demuestran como va creciendo el compromiso del donante mientras baja la edad promedio. Nosotros creemos que la concientización viene de la mano de los jóvenes”, concluyó Etchenique.



Siguiente Noticia ANSES aclara cómo solicitar turno para acceder a créditos para viviendas

Noticia Anterior "Sea en cinco o cincuenta años la autonomía de Batán va a salir"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario