El máximo tribunal ordenó a los padres de un nene cumplir con el calendario de vacunación oficial bajo amenaza de hacerlo en forma compulsiva, ante la negativa de estos a aplicarle las vacunas por ser seguidores del método homeopático y ayurvédico.

 

La familia vive en Mar del Plata y también se había negado a suministrarle una vitamina recomendada por los médicos.

 

Los jueces priorizaron “la afectación de la salud pública y el interés superior del niño como sujeto vulnerable y necesitado de protección”.

 

Los ministros admitieron tratar el recurso extraordinario presentado, y confirmaron una sentencia previa que había sido apelada por los padres y que los intimaba a vacunarlo, bajo apercibimiento de hacerlo por la fuerza.

 

La no vacunación del menor lo expone al riesgo de contraer enfermedades, muchas de las cuales podrían prevenirse mediante el cumplimiento del plan nacional de vacunación” con “riesgo” para la comunidad, entendió la Corte.

 

Los padres se habían basado en el artículo 19 de la Constitución Nacional, que prevé que “las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados”.

 

Pero la Corte advirtió que, en este caso, la decisión puede perjudicar derechos de terceros y por eso queda fuera del ámbito de este artículo y sujeta a la interferencia estatal.

 

“El derecho a la privacidad familiar antes referido resulta permeable a la intervención del Estado en pos del interés superior del niño como sujeto vulnerable y necesitado de protección”, concluyó la Corte.



Siguiente Noticia El EMDeR entregó subsidios a seis entidades deportivas

Noticia Anterior Continúa el operativo de vacunación antigripal en los barrios

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario