El Síndrome Urémico Hemolítico sigue siendo una de las enfermedades transmitidas por alimentos que más preocupa a las autoridades sanitarias. Por eso, el ministerio de Salud provincial reunirá mañana a referentes de toda la Provincia para profundizar las acciones de prevención y evitar casos graves en los chicos, los más vulnerables frente a la bacteria.

 

“En el 30 por ciento de los casos esta enfermedad puede dejar secuelas severas en los riñones”, explicó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, y detalló que “resulta letal en el 2 por ciento de los niños afectados”.

 

Por eso, Collia, encabezará este martes, desde las 9, la Jornada de Vigilancia Alimentaria que se realizará en el hotel NH City de la Ciudad de Buenos Aires (Bolívar 160), organizadas por la subsecretaría de Control Sanitario a través de la Oficina de Alimentos de la cartera sanitaria, con el apoyo y participación de Mc Donalds.

 

El Síndrome Urémico Hemolítico, más conocido como SUH, es la enfermedad transmitida por alimentos más frecuente en menores de 5 años, con cerca de 250 casos anuales en el país. Si bien se asocia con la carne picada mal cocida, también puede estar en frutas y verduras mal lavados o leches no pasteurizadas.

 

Aunque la tasa de incidencia de SUH tiende a bajar en la Provincia (pasó de 10.5 casos cada 100 mil habitantes en 2008 a 5,8 en 2009; 3,6 en 2010 y 3 el año pasado), los especialistas buscan bajarla a cero con capacitaciones dirigidas no sólo a los manipuladores de alimentos sino también a la comunidad, ya que muchos casos se producen por la incorrecta preparación de alimentos en los propios hogares.

 

“Este Síndrome es provocado por un tipo de bacteria, la Escherichia Coli productora de la toxina Shiga, y su principal manifestación es la diarrea líquida y posteriormente sanguinolenta, que puede curarse sola o bien generar cuadros renales y neurológicos severos y compromiso en otros órganos, como intestino, páncreas o corazón”, explicó la Licenciada Mónica López, referente del Área de Capacitación en Calidad Alimentaria de la Oficina de Alimentos del ministerio de Salud de la Provincia.

 

Por lo general, se asocia el SUH con la carne picada mal cocida. “Sin embargo, la bacteria que lo produce también puede estar en frutas y verduras mal lavados, en aguas de piletas públicas y privadas no cloradas o en jugos y leches no pasteurizados, y puede ser también trasmitida de persona a persona”, agregó López.



Siguiente Noticia La vaca clonada "Rosita" produce leche maternizada

Noticia Anterior Piden precisiones sobre puesta en marcha de Cámaras de Seguridad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario