La implementación de esta ordenanza municipal que obliga a los comerciantes a modificar sus marquesinas ha empezado a generar rechazos dentro del sector, en especial por el gasto que deben asumir en un contexto de retracción económíca que impacta seriamente en la actividad comercial local.

 

Algunos comerciantes convocan, a través de las redes sociales, a realizar a partir de esta semana manifestaciones en rechazo a los alcances de este código que fijó un plazo hasta el mes de noviembre la adecuación de las fachadas.

 

Mientras de la UCIP destacaron la posibilidad de obtener un crédito con el Banco Provincia.

 

Mediante un comunicado, un grupo de comerciantes señalaron que “somos quienes solventamos con el pago de nuestros imuestos y trabajo diario el movimiento económico de la ciudad; los que debemos adaptarnos a toda clase de normativas municipales hasta las más descabelladas“, en alusión al nuevo Código de Publicidad.

 

En ese sentido, expresaron que la nueva normativa “nos afecta no solo estéticamente en nuestros comercios sino también económicamente,ya que debemos erogar fuertes sumas para retirarlas y emprolijar los frentes“.

 

Por lo expuesto, alentaron a autoconvocarse y “decir No a esta disposición absolutamente arbitraria y no apurarnos en retirarlas y modificar nuestros locales”.

 

“Debemos manifestarnos hasta lograr que se revea esta disposición y antes de tomar semejante decisión de transformar nuestra ciudad, consulten primero a los contribuyentes y no que la decisión pase por dos o tres funcionarios“, fundamentaron.

 

Por lo tanto, proponen juntarse los días martes, a las 14, en Colón e Independencia y marchar hasta la Municipalidad “con un cartel, una cacerola, un pañuelo o una bandera, sin agresiones ni violencia, solo para ser escuchados”.

 

LA UCIP DESTACA EL ALCANCE DE LA MEDIDA

 

Blas Taladrid, de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) señaló que “son muchos comerciantes que se están adaptando a la nueva reglamentación y aquellos que están modificando sus cartelerías lo hacen teniendo en cuenta esta disposición”.

 

 

En cuanto al nivel de inversión que los comerciantes deben hacer para adecuar sus fachadas,que en algunos casos rondan los tres mil pesos, más otras tareas menores, Taladrid destacó el acuerdo que se alcanzó con el Banco Provincia por líneas de créditos con una tasa menor a la del mercado que permite afrontar el costo de la marqueisna y el armado de la nueva estructura”.



Siguiente Noticia Avanza la implementación del Plan de Igualdad Productiva en la Provincia

Noticia Anterior Para el PRO campaña de separación de residuos responde a postura "marketinera"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario