La concejal Vilma Baragiola se hizo eco del reclamo de los taxistas para que se deje sin vigencia la ordenanza 20419 promulgada el 13 de julio de 2011.

 

La mencionada ordenanza establece que en los taxis se debe implementar una ficha plastificada, colocada en la parte trasera superior del asiento del conductor, donde conste el DNI, nombre y apellido, foto de frente color y sin lentes de 5 x 5 cm, de cada uno de los chóferes autorizados por el titular de la licencia o por entidad o institución que nuclee a titulares y chóferes de la actividad, debiendo estar rubricada por la autoridad competente.

 

Baragiola destacó que dicha ordenanza es perjudicial para los chóferes, ya que sus datos personales pueden ser utilizados por personas inescrupulosas y delincuentes.

 

“Es de público conocimiento y por propias denuncias de los taxistas que los hechos delictivos han ido en aumento en los últimos tiempos siendo los chóferes de taxis un blanco fácil para los malvivientes“, expresó.

 

Baragiola agregó que “el Municipio cuenta con otras herramientas para la identificación del chofer como la libreta de trabajo y el usuario con solo leer a bordo la ficha con el número de licencia y el teléfono de contacto de la Dirección General de Transporte” y le solicitó al Departamento Ejecutivo, la urgente derogación de la ordenanza 20419.



Siguiente Noticia Recomiendan extremar las precauciones para evitar incidentes por monóxido de carbono

Noticia Anterior Concejales recibieron a padres de Jardín de Infantes en riesgo de contaminación

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario