La Comisión de Educación y Cultura del Honorable Concejo Deliberante recibió a la comunidad educativa del Jardín Nº 937.

 

Se acercaron padres y docentes a explicar la problemática que los afecta y fueron escuchados por los concejales quienes se pusieron a disposición para resolver las distintas problemáticas expuestas.

 

El tema principal es la potabilidad del agua y la contaminación de las napas con mercurio ya que en un terreno aledaño al jardín, donde en otro momento funcionó un cementerio, se depositan pilas y baterías en desuso que son altamente tóxicas.

 

Si bien el Presidente del Consejo Escolar desmintió las versiones que indicaban la contaminación, los padres de los alumnos se acercaron a hacer oír sus reclamos.

 

“Hay una cantidad de pilas enterradas, autos oxidados y en desuso que contaminan el medio ambiente y ponen en peligro la salud de chicos y docentes”, expresó Daniel Casabianca, padre que tomó la representación del grupo.

 

La concejal Vilma Baragiola, autora del proyecto donde se le pide informes al Ejecutivo sobre este tema, instó al Ejecutivo a una inmediata solución al tema, que preocupa a padres, docentes y vecinos.



Siguiente Noticia Piden que se derogue ordenanza que exhibe datos personales de taxistas

Noticia Anterior Realizan operativos de vacunación contra la gripe

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario