Una masa de aire polar comenzó a cubrir la ciudad de Mar del Plata, como en gran parte del territorio nacional, por lo que las temperaturas se ubican por debajo de cero grados, y no se descarta que en nuestra región, inclusive, pueda llegar a registrarse una precipitación de agua nieve.

 

Con fuertes vientos en la región patagónica, el frío polar hizo irrupción el domingo por la noche y se siente en varias ciudades del país. En Mar del Plata, la semana se inició con una jornada inestable, precipitaciones aisladas y bajas temperaturas que apenas superaron los 10 grados.

 

Mientras que, este martes, el amanecer apareció con sensación térmica bajo cero (-3º9), aunque con una mañana soleada.

 

No obstante, el frío que se aprecia durante esta jornada es sólo una muestra de lo que puede llegar a pasar a partir de la madrugada del miércoles, cuando retorne la inestabilidad las precipitaciones y la probabilidad de agua nieve con temperaturas mínimas muy bajas.

 

 

En un informe especial que difundió el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se menciona que “una masa de aire muy frío que se desplaza desde el sur del Océano Pacífico está llegando al centro del país. Esta semana se esperan precipitaciones en forma de lluvia y nieve, especialmente en Tierra del Fuego, Santa Cruz y el este de Chubut”, indicó el organismo.

 

“Se prevé que hacia los días miércoles y jueves, esta masa afecte al centro del país, acompañada de precipitaciones, especialmente en la zona costera de Río Negro y Buenos Aires; y un descenso de temperaturas, con valores mínimos inferiores a 0 grado y valores máximos de entre 10 y 12 grados”, expresó el informe.

 

RECOMENDACIONES

 

Ante el paso de la ola de frío, el ministerio de Salud de la Nación pidió a la población ventilar ambientes para “evitar la intoxicación por mal funcionamiento de estufas y calefones”.

 

Así, se recomendó ventilar la casa una vez por día, aunque haga frío; dejar siempre una puerta o una ventana entreabierta; comprobar que los ambientes tengan ventilación hacia el exterior; encender y apagar los braseros y estufas a leña siempre fuera de la casa, y, si hay brazas o una llama de cualquier clase, apagarlas antes de dormir”.

 

También se aconseja no arrojar al fuego encendido dentro de la casa, plástico, goma o metales, porque desprenden vapores y gases que contaminan el aire, que se evite mantener recipientes con agua sobre la estufa y no utilizar el horno ni las hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente.



Siguiente Noticia Jornada sobre Comunicación en organizaciones de adultos mayores

Noticia Anterior Crecen las consultas por infecciones respiratorias en el Materno Infantil

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario