Los trabajadores de la educación nucleados en la CTA Regional Gral. Pueyrredón – Balcarce – Mar Chiquita, confirmaron que van a adherir al paro nacional convocado para el próximo jueves 8 de junio.

 

A través de un comunicado, señalaron que “con los haberes de Mayo descubrimos con indignación que nos habían bajado el sueldo. Cuando la inflación nos va secando los bolsillos y no hay plata que alcance, el gobierno nos saca el incentivo. ¡Quieren que la crisis la paguen los trabajadores! Nosotros decimos que la paguen los que la produjeron (grandes bancos, monopolios y `el capitalismo de amigos´…)”.

 

“En un contexto en donde la inflación ya se comió la recomposición salarial, en donde los profesionales municipales son víctimas de los recortes de beneficios, los auxiliares escolares y a los empleados judiciales sufren descuentos muy importantes por los días de paro, decidimos luchar”, agregaron.

 

Más adelante, consignaron que “en las escuelas la situación no difiere mucho, la infraestructura está colapsando (falta de claefacción y electricidad en nuestros establecimientos, baños inutilizables, necesidad de aulas, caídas de mampostería). No hay condiciones dignas para la enseñanza y el aprendizaje, todavía carecemos de los Equipos de Orientación Escolar necesarios, se cierran cursos, etc”.



Siguiente Noticia Con salas de salud paralizadas, convocan al diálogo a profesionales municipales

Noticia Anterior La música fue un abrazo a la identidad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario