Los padres de un alumno que había sido suspendido rompieron a patadas la puerta del despacho del director del establecimiento y lo atacaron a golpes.

 

El caso ocurrió en la escuela 38 de Mar del Plata, ubicada en la avenida Independencia al 3300, y los agresores fueron demorados por personal policial que acudió a la escuela gracias a un llamado al 911.

 

Los voceros confiaron que los padres reaccionaron violentamente contra el director cuando se enteraron que su hijo había sido sancionado por haber protagonizado una pelea.

 

Según las fuentes, el joven se presentó este viernes en el establecimiento escolar pero el director le impidió el ingreso por la sanción que le habían aplicado.

 

El menor se retiró pero minutos después regresó con la compañía de sus padres, de 48 y 38 años. Los tres irrumpieron en la oficina del director. Lo hicieron a las patadas, causando roturas en la puerta.

 

Una vez en el interior, el padre habría arengado a su propio hijo para que agrediera al director, quien recibió un golpe en el rostro y otras agresiones del padre.

 

La madre del menor, por su parte, amenazó al director cuando éste estaba siendo golpeado.

 

A raíz de los gritos personal del colegio llamó a la Policía y un móvil perteneciente a la comisaría segunda llegó al lugar y demoró a los tres agresores.



Siguiente Noticia Voley: Buenos Aires Unidos suma refuerzos

Noticia Anterior La tecnología impulsa las posibilidades del trigo y la cebada

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario