El Hogar Nazaret trabaja ininterrumpidamente desde hace cuatro años y medio alojando, durante la noche, a personas que se encuentran en situación de calle.

 

A pesar de que cuando comienzan los primeros fríos, la actividad se intensifica en la sede de calle Balcarce 5036; durante todo el año se busca no sólo brindar abrigo y alimento a los más desprotegidos, sino también b>contener y promover a las personas que allí se alojan, para que a su tiempo se reinserten socialmente.

 

“En el hogar, como todos los años, trabajamos con la capacidad de población completa, con colchones en el piso, porque estamos excedidos con el número de camas. También en estos meses del año, nos preparamos estando en contacto con la gente de la municipalidad, que comienzan con su operativo frío”, señaló Mirta Salas, encargada del Hogar Nazaret.

 

Como novedad, este año está trabajando un equipo de profesionales en el hogar, con trabajadoras sociales y psicólogas porque el proyecto original, es ayudar a la reinserción, familiar, laboral, social.

 

“El equipo técnico está trabajando en un proyecto que consta de un acompañamiento de modo personal, con cada una de las personas albergadas en el hogar. Se hace una entrevista para tomar conocimiento de la historia de vida de las personas, luego un trabajo de contención grupal y de seguimiento personal; buscando generar una reconstrucción de un proyecto de vida. Este equipo profesional consta de dos psicólogas, una trabajadora social y también desde Cáritas, yo hago el apoyo de este equipo”, explicó Rocío Alvarez, trabajadora social de Cáritas Diocesana.

 

Este hogar es una iniciativa de la Noche de la Caridad, con el aporte económico y del edificio de Cáritas.

 

“Con un grupo de parroquias, salíamos –y lo seguimos haciendo- a la noche a encontrarnos con la gente, con la excusa de llevar una vianda de comida, y que sientan que ellos son uno más de nosotros, pero que están pasando una situación distinta, que no son ni más ni menos. Cuando los encontrábamos en la calle; nos quedábamos con la impotencia de que seguían durmiendo allí y siempre se estaba pensando en tener un lugar. Por eso en el 2007, se habló con la gente de Cáritas y se decidió reabrir el hogar Nazaret, y así trabajamos articulados con la Noche de la Caridad”, referenció Mirta Salas sobre los inicios del proyecto del Hogar Nazaret.

 

¿En qué colaborar?

 

Frazadas, calzado en buen estado –lo que más se necesita es de la numeración del 39 al 45, porque la mayoría son hombres-, ropa de abrigo, alimentos, medias, ropa interior, elementos para aseo personal. “Siempre digo que todo suma, y la gente siempre está colaborando, por eso primero quiero agradecer a los que se acercan” expresó con gratitud la responsable del Hogar Nazaret.

 

“También invito a la gente a que participe, es hermoso lo que uno siente y recibe más de lo que uno da. Siempre se necesitan voluntarios para salir a la noche de la caridad, sobre todo los fines de semana, y también para compartir en el hogar” concluyó.

 

Las colaboraciones pueden acercarse diariamente al Hogar Nazaret ubicado en Balcarce 5036 de 18 a 8 o en la sede de Cáritas Diocesana en Chacabuco 4850, de lunes a viernes de 8 a 14. Tel: 0223 475 6565.



Siguiente Noticia Drexler, Raphael, Baute, junio internacional en Mar del Plata

Noticia Anterior Detienen a delincuente que asaltó a una mujer e intentó violarla

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario