Un grupo de padres acompañados por vecinos y algunos políticos, se concentraron este lunes frente a la sede del Instituto Pio XII.

 

Cansados de promesas y anuncios a contramano de las necesidad de más de 70 chicos, para reclamar que se reabra la institución a casi cinco meses de su cierre y luego de conocida la noticia que las autoridades del Patronato de la Infancia cedió el predio al Obispado de Mar del Plata.

 

La cesión del predio a la Diócesis local y la falta de certeza de las autoridades ecleséasticas de reabrir la guardería por cuestiones presupuestarias, despertaron el malestar de los padres.

 

Desde el municipio pretenden reunirse con el Obispo para plantear una serie de alternativas para que el edificio vuelva a funcionar.

 

No obstante, los padres resolvieron autoconvocarse frente al edificio y exponer su malestar por la falta de certezas sobre el futuro del Patronato en Mar del Plata. Y volverán a reunirse este martes hasta hallar una respuesta que clarifique este panorama.

 

La pasada semana no fue una más para las familias que vieron como en cuestión de meses el destino de una emblemática institución que brindaba un servicio de guardería, pasaba ser por demás sombrío hasta su cierre definitivo a fin de 2011.

 

Desde que la Asociación Civil Patronato de la Infancia anunció que, por cuestiones financieras, debía desprenderse del edificio que poseía en Mar del Plata, el municipio inició gestiones para tratar de revertir esa decisión.

 

Sin embargo, las reuniones se sucedieron al igual que las alternativas alcanzadas por el secretario de Gobierno, Marcelo Artime, sin hallar aceptación en ningún momento.

 

Así fue como pasaron las semanas sin mayores novedades hasta que en los últimos días se conoció la decisión del Patronato de otorgar el predio a la Diócesis de Mar del Plata.

 

La dilatada historia sumó otro capítulo de controversias, a raíz que las autoridades del Obispado no se mostraron convencidos se reabrir el lugar como guardería por cuestiones presupuestarias y analizan darle uso a las instalaciones para actividades pastorales, ya que dentro del predio se encuentra la parroquia San Carlos.

 

Estas dudas generaron el enojo de lo padres que pretenden reunirse con el Obispo y la preocupación del gobierno municipal que también pretende reunirse con los representantes de la Iglesia para aunar criterios y se pueda reabrir el lugar como guardería.



Siguiente Noticia Ganó Obras y habrá sexto partido en Mar del Plata

Noticia Anterior Finanzas en rojo: "La deuda municipal supera los 92 millones de pesos"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario