En cuatro años se incrementó del 31,8 al 42 por ciento la cantidad de mujeres que “siempre” se cuidan en sus relaciones sexuales, y aumentó en 10 puntos porcentuales el uso de preservativo.

 

Los datos fueron dados a conocer por el Ministerio de Salud de la Provincia con motivo del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, que se proclamó en 1987 durante la reunión de integrantes de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales Reproductivos.

 

Según los datos, que forman parte del Primer Informe sobre la Situación de Salud de las mujeres en la Provincia de Buenos Aires, en 2005, un 31,8 por ciento de las mujeres respondió que “siempre” se cuidaba al mantener relaciones sexuales.

 

Ese porcentaje subió hasta el 42 por ciento en 2009 pero, a la vez, se observa que un 17,9 por ciento de las encuestadas dijo que no se cuidaba, siete puntos porcentuales más que en 2005.

 

El ministro de Salud, Alejandro Collia, dijo “estamos trabajando en la difusión del acceso a los métodos gratuitos desde la adolescencia pero también en la toma de conciencia acerca de por qué es necesario cuidarse”.

 

Y destacó que “es importante recomendar el uso del doble método: el preservativo para la prevención de infecciones de transmisión sexual y otro con fines anticonceptivos en caso de no estar buscando un embarazo”. “El cuidado en las relaciones sexuales es un elemento importante en la prevención, no sólo de embarazo, sino de las enfermedades de transmisión sexual”, agregó.

 

Por otra parte, dijo, si se comparan ambas encuestas, “existe otro dato alentador: hace siete años dijo usar preservativo el 27,8 por ciento de las mujeres, mientras que en la última encuesta ese porcentaje ascendió al 38 por ciento, lo que nos hace pensar que hay un mayor conocimiento acerca de este método en la prevención del VIH, Sífilis, hepatitis B, Virus del Papiloma Humano y otras infecciones de transmisión sexual”.

 

CAMBIO EN LA ANTICONCEPCIÓN

 

Por otra parte, en el análisis de datos comparativos de ambas encuestas de factores de riesgo, se observa que a la hora de evitar el embarazo las mujeres prefieren cada vez más el DIU en detrimento de los anticonceptivos orales.

 

De hecho, en 2005 sólo el 1,7 por ciento de las mujeres de la provincia utilizaba DIU mientras que cuatro años más tarde el 13,6 por ciento de las encuestadas dijo elegirlo como método anticonceptivo. Al mismo tiempo, la preferencia por las pastillas anticonceptivas descendió del 7,6 al 4,3 por ciento.

 

Para los especialistas esto se debe, en parte, a que el DIU se aplica una sola vez y tiene efectividad al menos durante cinco años al tiempo que la mujer se evita tener que recordar todos los días la necesidad de tomar una píldora.

 

“Siempre conviene consultar con el médico de confianza o bien ir al hospital o a la salita y asesorarse porque seguramente hay un método adecuado para mujer y para cada pareja”, explicó Marisa Matía, responsable del Programa de Salud Reproductiva e insistió en que “hoy no hay excusas para no hacerlo porque no sólo se ofrece consejería sino que la mujer se va de la consulta con un método gratuito a su casa”.



Siguiente Noticia Conmemorarán Día de la donación de órganos con una jornada de trabajo

Noticia Anterior Más de 2 mil vecinos se beneficiarán con obras de agua

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario