Tras las polémicas declaraciones de Bernie Ecclestone sobre el destino incierto de la vuelta de la Fórmula Uno, el ministro de Turismo Enrique Meyer señaló en marzo que para mayo se firmaría el contrato para que la Argentina volviera a tener un GP después de 15 años.

 

“La propuesta llegó desde la empresa Times For Fun. Nos propusieron una inversión privada y una pública para hacer la carrera. El Estado será sponsor del evento”, dijo el ministro. Sin embargo, a seis días del final del quinto mes del año, no hay nada.

 

“No está firmado aún. Hay problemas de agenda de las partes. Además, falta definir la inversión”, deslizó el ministro Meyer esta semana.

 

El canon que hay que pagarle a FOM (la empresa de Bernie Ecclestone) para tener la F-1 rondaría entre 30 y 40 millones de dólares anuales, a lo que hay que sumarle el dinero necesario para la construcción, armado y desarmado del circuito callejero. El Estado aportará 20 millones y el resto llegaría desde empresas privadas.

 

Hace diez días estuvo en Mar del Plata el director de la empresa de Hermann Tilke, el arquitecto de la F-1, y recorrió la zona de Playa Grande. A principio de junio, los arquitectos marplatenses viajarán a Colonia para recibir instrucciones, pero sin plata, no habrá F-1.

 

En tanto, los medios europeos no señalan a nuestro país como posible sede de una carrera, mientras sí apuntan el retorno de Francia (se alternaría con el GP de Bélgica cada año) y la confirmación de que España tendrá una sola carrera (un año en Barcelona y otro en Valencia).



Siguiente Noticia Area de Control municipal clausuró 8 comercios y evitó fiesta ilegal

Noticia Anterior Unos 75 mil turistas eligieron Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario