Las nubes, el frío y un pronóstico poco alentador no desalentaron a los miles de turistas que desde el vernes arribaron a la Costa Atlántica. Las rutas de acceso se mostraron más cargadas a media mañana, cuando circulaban unos 1.500 vehículos a la atura de Samborombón.

 

Del total de viajeros, se estima que el 60% se hospedó en Mar del Plata, la ciudad que según los operadores turísticos fue la más elegida para disfrutar del fin de semana largo. Aunque las Cataratas del Iguazú, Entre Ríos, Mendoza y Bariloche también recibieron muchos visitantes.

 

La cantidad de viajeros que aprovechan el feriado del 25 de mayo se duplicó en tres años, ya que pasó de 564.000 en 2009 a más de un millón este año. “Es un fin de semana largo tranquilo. La gente encontrará precios muy accesibles, y una oferta difícil de comparar con otro destino”, aseguró el encargado de un restaurante.

 

Las reservas hoteleras apenas superaban el 50% en la semana, pero el viernes el porcentaje se incrementó levemente con el arribo de aquellos que llegaron a última hora sin anunciarse.

 

“Cuando es así, hay mayor espontaneidad”, dijeron desde el Ente de Turismo de General Pueyrredón. Los fines de semana “normales” llegan unas 30 mil personas a la “Ciudad Feliz”, pero a esta altura se sabe que para éste ya llegaron más del doble.

 

Se preveía un mejor clima para el comienzo del fin de semana largo, pero las condiciones variaron. El viernes el termómetro trepó hasta los 14 grados y este sábado la niebla y el cielo cubierto le dieron otra fisonomía a la ciudad.

 

En tanto que para el domingo la inestabilidad irá en aumento según el Servicio Meteorológico Nacional, y por eso tal vez el regreso para algunos sea bajo la lluvia.



Siguiente Noticia Colonia Barragán homenajeó a sus vecinos

Noticia Anterior Hot Wheels y Victorious llegan a McDonald’s

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario