Agentes de la dirección de Tránsito y la Agencia Nacional de Seguridad Vial, llevaron a cabo durante la madrugada de este viernes un operativo de control de alcoholemia que dio como resultado alrededor de veinte vehículos secuestrados.

 

El dispositivo se montó en Luro y la costa y durante la madrugada se efectuaron más de un centenar de controles que arrojó como saldo la detección de una veintena de conductores que manejaban con una graduación de alcohol en sangre mayor a la permitida ante lo cual se les incautó el vehículo.

 

De esta manera, el fin de semana largo comenzó “movidito” en lo concerniente a la cantidad de personas que manejaban incumpliendo las normas de tránsito. La mayoría de los infraccionados eran jóvenes.

 

Desde la Dirección de Tránsito señalaron que este tipo de dispositivos se reiterarán a lo largo del fin de semana largo y se ubicarán en distintos sectores de la ciudad.



Siguiente Noticia Locro Radical en Mar del Plata con Ricardo Alfonsín

Noticia Anterior Peñarol perdió a Lamonte por el resto de la serie final

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario