La Unidad de Fiscalización y Control Municipal, coordinada por Eduardo Bruzzeta, clausuró este jueves un galpón ubicado en 3 de Febrero entre Francia y Don Bosco, en donde funcionaba un lavadero de micros de larga distancia sin autorización.

 

“Más allá de carecer de la habilitación, la actividad provocaba una incomodidad manifiesta a todo el vecindario de esa barriada tan populosa, como así también provocando molestias peligrosas tanto en el tránsito vehicular como peatonal”, agregó el funcionario.

 

“Al lugar concurrieron inspectores de Habilitaciones del Departamento Operativo. Se convocó a Obras Sanitarias para el corte del suministro de agua y así evitar la continuidad de esta actividad, porque ya había sido clausurado en la semana, durante los días lunes y miércoles”, consignó.

 

Sin embargo, al detectar la violación continua de la faja de clausura se decidió el corte del suministro de agua, gas y de electricidad.

 

“Esto se hizo también con el apoyo de los operarios del ENOSUR acompañados por móvil de la jurisdicción 4º de la Policía Departamental. Se procedió al desalojo de cuatro micros, por lo que se constató que estas personas habían violentado nuevamente la faja”, señaló Bruzzeta.

 

Finalmente, el funcionario remarcó que “aparte de desarrollar actividades no autorizadas, se ocasionaron graves problemas ambientales, porque el lugar no contaba con requerimientos de seguridad en el tema desagües y rejillas para retener restos de hidrocarburos. De esta manera, se han evitado riesgos ambientales mayores”, concluyó.



Siguiente Noticia Represor defendió accionar de fuerzas armadas en la dictadura

Noticia Anterior El conflicto del puerto se traslada a la ruta

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario