Lo reveló un sondeo que además dice que a la mayoría de los hombres le gusta.

 

“Alterar algo para mejorar su apariencia”. La definición que la Real Academia Española aporta sobre el verbo “maquillar” resume en seis palabras una tradición cultural y estética que el misterioso mundo femenino trae desde hace siglos. De acuerdo a lo que aportan las mujeres argentinas de hoy, el hábito sigue tan arraigado que 7 de cada 10 reconocen que usan maquillaje.

 

De acuerdo con un informe elaborado por TNS Argentina, cinco de cada 10 mujeres argentinas se someten al “make up” sólo en ocasiones especiales, mientras que dos de cada 10 lo hacen con regularidad. De hecho, el 60% de este grupo plantea que la razón principal por la que lo hace es “el deseo de realzar o reforzar sus aspectos positivos y lindos”. Mientras que el 32% dice que es “para esconder o tapar sus defectos”.

 

“Una mujer que está bien vestida y bien arreglada pero no está maquillada (siente que) no se terminó de vestir. Como la ropa, el maquillaje tiene una función social. También, si alguien está vestida informalmente pero está maquillada la sensación es que efectivamente está bien vestida”, sostiene Silvia Feitelevich, de la Asociación Psicoanalista Argentina (APA) y autora de un video sobre el tema, que puede verse en www.inconciente.com.

 

De alguna manera, esa sensación de seguridad que representa la cosmética en las mujeres se ve replicada en la aceptación masculina. El relevamiento –hecho sobre 528 mujeres y 480 varones– indica que más de la mitad de los hombres (56%) prefiere que las mujeres se maquillen.

 

“Es que algunos hombres no les dan importancia a las mujeres que no se maquillan. Por ejemplo, si ella no se perfuma entonces él se pregunta ‘qué soy yo para ella’. El varón le da relevancia a que la mujer se halla arreglado”, piensa Feitelevich.

 

Pero también parece cierto que a medida que la mujer se va poniendo más grande le empieza a restar importancia a la cosmética. El informe muestra que del 49% que se maquilla en ocasiones especiales, la mayoría (66%) tiene de 18 a 24 años y la minoría (29%) es mayor de 65 años. Además, son los ojos los mejor “tratados” por ellas. El 31% de las mujeres elegiría el delineador como el maquillaje preferido y el 18% el brillo labial. Para Feitelevich hay una explicación: “La mujer busca maquillar los dos órganos más importantes de la cara: la boca y los ojos, por donde se habla y se mira. Eso quiere decir que protege los lugares que comunican algo de ella”.

 

 

“Necesitamos de los adornos” Soledad Silveyra, opinión

La relación de Soledad Silveyra con el maquillaje va más allá del mero (pero no por eso menor) fin de la coquetería. “Es parte de mi profesión”, aclara desde el vamos la actriz y asegura que tiene una relación “poco amistosa” con el make up.
No obstante, Solita reconoce que en la mujer “hay como una necesidad del maquillaje, es como un homenaje a sí misma y al otro. Necesitamos de los adornos”.Silveyra entiende que el maquillaje ayuda a verse mejor.

 “Son muy pocas las caras que resisten sin maquillaje. Hay que ser realmente bella. El maquillaje ayuda, obviamente. Hay una cosa de tapar”, remarca, y luego confiesa: “Si pudiese estaría sin maquillaje todo el tiempo”.

 

DIARIO CLARIN

 

Maria Barberis (coach en imagen personal)

 

 

 

 



Siguiente Noticia El Patinódromo se viste de fiesta con el Nacional

Noticia Anterior Más de mil alumnos no reciben servicio educativo en condiciones normales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario