El pedido del bloque de concejales de la UCR para que se declare la “Emergencia Educativa” en General Pueyrredon debido a los problemas edilicios y administrativos que se registran en el ámbito provincial y municipal fue archivado por la comisión de Educación del Concejo Deliberante, a partir de la mayoría automática de Acción Marplatense.

 

La decisión del oficialismo de no acompañar el pedido de sus pares opositores se da en el contexto de una semana donde son varias las escuelas que presentan deficiencias y que derivó en suspensión de clases y manifestación de la comunidad educativa.

 

Este miércoles, los alumnos de la Escuela Media Nº4 de Independencia y Formosa decidieron cortar el tránsito en reclamo de problemas con la calefacción, filtraciones en los techos y problemas con los sanitarios.

 

Los alumnos y los directivos del establecmiento educativo afirmaron que se enviaron notas al Consejo Escolar pero no han recibido respuestas.

 

Esta situación se repitió en otras escuelas de General Pueyrredon.

 

En la Escuela Nº16 del barrio Alfar, ubicado en Pacheco de Melo al 4600, el dictado de clases se ha visto condicionado por los problemas edilicios que con las últimas lluvias se acrecentaron y las filtraciones de agua son por demás significativas.

 

En el paraje San Francisco se debieron suspender las clases por el resto de la semana en las Escuelas 51 y 39 por los inconvenientes que presenta el lugar.

 

Semanas atrás, el SUTEBA presentó la nómina de escuelas que presentan diversos inconvenientes como las Escuelas Secundarias Nº 34, 22, 37, 15, 43, 5, 2, 3, 7, Especiales 504 y Técnica Nº 3.

 

Con este panorama, Acción Marplatense hizo valer su mayoría para no permitir que se avance con un pedido de declaración de Emergencia del sistema educativo en el distrito.

 

“Los consejeros escolares y concejales del radicalismo hemos recorrido diversos establecimientos, comprobando que hay filtraciones en los techos y en las paredes, inundaciones, caídas de techos, paralización de obras, rotura de baños, falta de espacios, comedores cerrados, entre otras deficiencias, notando con preocupación que las autoridades tanto del Consejo Escolar como de la Secretaría de Educación Municipal minimizan la gravedad del problema, que preocupa a alumnos, padres y comunidad educativa en general”, dijó el autor de la iniciativa Mario Rodríguez.

 

Por ello, el radical consideró necesaria la declaración de la emergencia educativa en el distrito de General Pueyrredón, a fin de “afectar presupuestos acordes para solucionar la crisis en infraestructura que afecta a gran cantidad de establecimientos educativos, tanto provinciales como municipales”.

 

Sin dudas que avanzar con esta declaración hubiese contrastado con los anuncios de esta semana donde las escuelas municipales se sumaron al Programa Conectar Igualdad y se cumplieron tres años del convenio por el cual el gobierno nacional se hizo cargo del financiamiento del sistema educativo municipal.



Siguiente Noticia Realizan controles de carga y descarga en la zona del Puerto

Noticia Anterior Un centenar de fomentistas participaron de reunión sobre programa del BID

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario