Cuatro acusados de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar declararon en Mar del Plata en la denominada megacausa “La Cueva” y deslindaron responsabilidades por los crímenes que se les imputan.

 

Los jueces Alfredo Ruiz Paz, Lidia Soto, Elvio Osores Soler y Daniel Cisneros llevan adelante el juicio en el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata.

 

El mayor retirado del Ejército Jorge Luis Toccalino se refirió en la audiencia al código interno del Ejército para aclarar cuál era su lugar en la cadena de mando, y mencionó al teniente coronel Carlos Cornejo como su jefe, a quien sindicó como el responsable de los “operativos antisubversivos” en Necochea y la zona.

 

Además señaló que ningún testigo lo incriminó en forma directa sino por dichos de otros, y sobre la acusación de un soldado que dijo haber sido secuestrado por él en la localidad bonaerense de Miramar contestó que nunca estuvo en esa localidad. “Nadie pudo verme como un realizador de detenciones”, contestó Toccalino.

 

Por su parte Ernesto Agustoni, jefe de la Base Aérea entre 1975 y 1977, dijo que recibió una orden para colaborar con el Ejército y la Armada en “la lucha contra la subversión” pero aclaró que nunca supo que la Base Aérea fue utilizada como centro clandestino de detención de más de 400 personas porque señaló que una vez que dejó el lugar en manos del Ejército nunca supo más nada de lo que sucedía allí.

 

Pero al enterarse por versiones de que había detenidos en el lugar Agustoni se entrevistó con el entonces jefe de la fuerza, brigadier Orlando Ramón Agosti, quien le contestó que dejara la investigación en sus manos y nunca tuvo una respuesta posterior.

 

En tanto José Carmen Beccio, subalterno de Agustoni, indicó que “nunca trasladé ni torturé a esas personas” por las que está imputado y también dijo desconocer la existencia en la Base Naval de un centro clandestino de detención.

 

Por su parte el ex comisario Héctor Francisco Bicarelli, a cargo de la comisaria primera de Necochea, refirió que “los operativos antisubversivos” estuvieron a cargo del Ejército, y expresó que no podía oponerse a las órdenes de la superioridad militar porque “no podía poner en juego mi trabajo, mi libertad e incluso mi vida”.

 

En las audiencias se está juzgando los delitos de lesa humanidad perpetrados en la Comisaría Cuarta de Mar del Plata y el Centro Clandestino de Detención conocido como “La Cueva”, ubicado en el ex radar de la Base Aérea Mar del Plata, así como también en la Comisaría Primera y en la Subcomisaría Villa Díaz Vélez de Necochea.

 

Se encuentran imputados, además de los mencionados, Leandro Edgar Marquiegui, Alfredo Manuel Arrillaga, Eduardo Jorge Blanco, Nicolás Miguel Caffarello, Marcelino Blaustein, Ernesto Orosco, Adriano Argüello, Fortunato Valentín Rezett, Aldo José Sagasti, Héctor Carlos Cerutti y Mario Jorge Larrea.

 

Por problemas de salud habían sido apartados del juicio Gregorio Rafael Molina, en julio último; y Aldo Carlos Máspero, el mes pasado.

 

Télam



Siguiente Noticia Salvaje golpiza contra mujer con síndrome de Down en neuropsiquiátrico de Mar del Plata

Noticia Anterior Preocupa la situación de Mc Cain por la suspensión de su producción

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario