Se trata de un joven que cumplió 18 años y habría contado con la complicidad de la familia para lograr evadirse, ya que utilizó una sierra de mango para cortar unos barrotes y escapar.

 

Interviene en el hecho el fiscal Juan Pablo Lódola que confirmó que la fuga se produjo en la tarde del domingo durante el régimen de visitas.

 

 

El individuo estaba alojado en este instituto acusado de cometer un robo doblemente agravado.

 

El fiscal hizo mención a las condiciones de seguridad de este establecimiento, varias veces cuestionada por las reiteradas fugas protagonizadas por menores en conflicto con la ley.

 

El personal policial realiza las requisas de los familiares en el ingreso al edificio, pero una vez adentro por disposiciones legales no existe personal de seguridad.

 

 



Siguiente Noticia Cronograma de puntos de venta para la Garrafa Social

Noticia Anterior Expertos de Curitiba expondrán su experiencia al público marplatense

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario