El conflicto por reclamos salariales en el puerto de Mar del Plata persiste con las medidas de fuerza que mantiene un sector de los pescadores agremiados en Simape, mientras los capitanes de barcos tienen previsto realizar una asamblea el jueves.

 

La situación generó preocupación en empresarios y comerciantes de la zona portuaria por la crisis que afrontan a raíz de las huelgas y bloqueos que paralizaron el puerto en los últimos 40 días.

 

Si bien los accesos al puerto fueron liberados días atrás, los trabajadores del Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) que se separaron del gremio de obreros marítimos SOMU, mantienen su huelga en rechazo a la oferta de aumento salarial del 22 por ciento a la que consideraron “insuficiente”.

 

Los pescadores ratificaron en una asamblea el viernes que seguirán de paro hasta lograr una suba del 25 por ciento en sus haberes y un sueldo básico de 4 mil pesos como reclaman desde el inicio de las negociaciones.

 

El gremio rechazó la posibilidad de firmar el 22 por ciento de aumento desdoblado como acordaron ya el SOMU, la cámara de Armadores y la de industriales Caipa. El secretario adjunto de Simape, Pablo Trueba, remarcó que “la herramienta que tenemos los trabajadores es parar los barcos y lo vamos a seguir haciendo”.

 

En tanto, trabajadores de la Asociación Argentina de Capitanes, Patrones y Pilotos de Pesca volverán a reunirse el jueves, a las 10, en asamblea general. La convocatoria de afiliados ya fue lanzada, por lo que en el gremio aseguraron que llegarán a ese día con los barcos retenidos en puerto, más allá del rumbo que tome el conflicto de los marineros.

 

DyN



Siguiente Noticia Transporte: inician cambio de tarjetas para docentes, auxiliares y estudiantes

Noticia Anterior Organizaciones sociales se concentrarán frente a supermercados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario