La AFIP, por intermedio de la Aduana, incautó una Ferrari modelo 308 GTS en la ciudad de Mar del Plata. El automóvil está valuado en U$S 65.250.

 

La importación de vehículos usados está prohibida. Sin embargo, hay una excepción para aquellos argentinos que se radican en el exterior y vuelven a vivir al país.

 

En este caso el ciudadano argentino que ingreso la Ferrari y que declaró que volvía a residir al país, no se encuentra en la Argentina.

 

A partir de la investigación de la Aduana, los agentes comprobaron que la persona que trajo el vehículo al país no está en la dirección declarada. Se comprobó, a través de la base de datos de Migraciones, que el ciudadano volvió a salir del país a los 4 días de ingresado el auto.

 

En consecuencia, se secuestró la Ferrari como medida cautelar, poniéndolo a disposición del Juez Administrativo, que en este caso es el Administrador de la Aduana de Mar del Plata.

 

La norma prevé una serie de requisitos documentales previos a cumplimentar por el interesado que vuelve a radicarse al país, para tramitar la importación de los vehículos usados.

 

La norma prevé que aquellos vehículos de ciudadanos que vuelvan a radicarse al país, deberán encontrarse inscriptos ante la autoridad oficial competente del país de residencia con anterioridad a los tres meses de la fecha de ingreso del ciudadano al país.

 

En caso de que la importación se realice desde un país con donde no haya consulado, el interesado deberá completar una declaración jurada.



Siguiente Noticia Encuentro por la erradicación del trabajo infantil en Mar del Plata

Noticia Anterior Firman convenio de inserción laboral de jóvenes especiales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario