La entidad representativa del campo en Mar del Plata rechazó “rotundamente” el pretendido aumento de las valuaciones fiscales en los predios rurales en la provincia de Buenos Aires, por ser “exorbitante, irrazonable y confiscatorio”.

 

A través de un comunicado afirmaron que el campo fundamenta esta posición dado que con su actividad agropecuaria “siempre ha generado ingresos para las arcas del Estado, no sólo provincial, sino también municipal y nacional (vale recordar el impuesto a los bienes personales, ganancias, ganancia mínima presunta, IVA, inmobiliario, ingresos brutos, sellos, patentes de automotores, red vial, marcas y señales, contribución a SENASA, combustibles líquidos, impuesto al cheque, retenciones, etc., etc.)”.

 

Para la Sociedad Rural de Mar del Plata, quienes administran la Provincia de Buenos Aires “debieron haber sopesado mejor el impacto para inversiones y subsistencia del productor agropecuario, que además de luchar en su campo para obtener mayor productividad, incluso a veces ante la adversidad del clima, siga proveyendo al mercado de los productos primarios con precios accesibles a todos los consumidores y además sumar divisas mediante la exportación de los mismos…., aún con todas las trabas habidas y por haber (fijación de cupos, manejo de los tiempos para los embarques, prohibiciones que son verdaderas aberraciones, etc.), implicando ello un avance más sobre la libertad del hombre de campo y por qué no decirlo también del ciudadano, dado que cada familia argentina tiene en su seno algún ascendiente que si no trabaja ha trabajado en el campo”.

 

Más adelante se preguntaron “¿Qué más quieren sacarle al campo”?, tras apuntar que este año hubo actualización del impuesto inmobiliario e ingresos brutos, entre otros.

 

“Ahora el productor se ve frente a un desmesurado aumento de las valuaciones, valores que no sólo juegan con el precio de la tierra, dado que la misma no es un bien de especulación, sino de producción y por ende, valiere lo que valiere, sin ella no habría producción primaria. ¡Basta de expoliación fiscal! Las tasaciones de los campos como integrante de los factores de producción, capital, tierra y trabajo debe encontrarse en armonía con el resto de las cargas directas e indirectas impositivas, más allá de los fríos números”, remarcaron.

 

“Todavía estamos a tiempo de frenar esta locura y que los representantes del pueblo de la Provincia de Buenos Aires mediten que más allá de la necesidad numérica se encuentra la razonabilidad para que la producción llegue a la familia argentina, y sobre todo a los de menor poder adquisitivo. Se debe rechazar el proyecto de ley que tiene su origen en el Ejecutivo y la unión y la fuerza de la gente del campo y la ciudad podrá evitarlo saliendo de un aletargamiento pernicioso”, concluyó.



Siguiente Noticia Aros: cómo elegirlos de acuerdo a la forma de nuestro rostro

Noticia Anterior Por el Día del Trabajador Sanitarista, oficinas de OSSE estarán cerradas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario