El gobernador Daniel Scioli formuló el anuncio durante la apertura del V Congreso de Atención Primaria que reúne a más de 2.000 referentes de la Salud en Mar del Plata.

 

Con esta medida la Provincia busca prevenir enfermedades como la diabetes y la obesidad.

 

La Ley será de aplicación en la currícula de todos los niveles y ámbitos educativos. Será obligatorio el examen sanitario de los chicos en primer grado.

 

Los comedores escolares, además, deberán adecuar los menúes a criterios nutricionales.

 

El envío de un proyecto de ley para convertir en contenido curricular obligatorio la promoción de la salud y sumar controles sanitarios en todas las escuelas de la provincia de Buenos Aires fue anunciado, este jueves, por el gobernador Daniel Scioli, durante la apertura del V Congreso de Atención Primaria que reúne a más de 2.000 referentes de la Salud en Mar del Plata.

 

De ser aprobado por la Legislatura, los alumnos bonaerenses aprenderán sobre prevención de enfermedades como el dengue o la gripe A en las aulas, tendrán chequeos médicos obligatorios en primer grado y recibirán información sobre dietas más saludables. Los comedores escolares, además, deberán adecuar los menúes a estos criterios nutricionales.

 

El gobernador firmó el anteproyecto que enviará a la Legislatura acompañado por el ministro de Salud, Alejandro Collia, la Directora General de Cultura y Educación, Silvina Gvirtz; el embajador en Chile, Ginés González García; el presidente del Congreso de APS, Jorge Collia y el vicepresidente del grupo Bapro, Nicolás Scioli.

 

“Lo que proponemos es una estrategia integral de educación para la salud en todos los niveles educativos, tanto del ámbito público como privado. Es una ley que será histórica para la Provincia, nos permitirá generar estadísticas y convertir a la escuela y la familia en difusores de una vida saludable”, afirmó Scioli durante la apertura del V Congreso de Atención Primaria que se realiza hasta el viernes en el hotel Provincial de Mar del Plata.

 

El ministro de Salud, Alejandro Collia, explicó que “el objetivo principal es que los chicos adquieran los conocimientos y hábitos para promoción de la salud en las escuelas y se conviertan en los primeros agentes de multiplicación de hábitos saludables en los hogares de la provincia de Buenos Aires”.

 

Recordó que durante su gestión el trabajo conjunto con educación fue clave para difundir las medidas de prevención de enfermedades como la gripe A y el dengue y agregó que “desde hace tres años no tenemos circulación de estos virus pese a que afecciones como el dengue son epidemia en países limítrofes”.

 

En concreto, la educación para la salud implica fortalecer la currícula escolar con contenidos acordes a cada nivel, que serán generados por el ministerio de Salud con las herramientas pedagógicas de la Dirección General de Cultura y Educación. Los niños aprenderán en las aulas sobre prevención de enfermedades, métodos básicos de atención, acceso a los sistemas de salud y cómo vivir en entornos saludables.

 

En los colegios, además, la ley tendrá otras aplicaciones: promover espacios limpios y convivencia pacífica; incluso todos los establecimientos contarán con un botiquín de primeros auxilios a la vista y de fácil acceso; alimentación saludable en los comedores y regulación de la oferta de los kioscos ubicados en las escuelas.

 

Uno de los puntos más importantes del proyecto es el referido a la prevención de la enfermedad y significa que los alumnos recibirán evaluaciones periódicas sobre su estado de salud. Por ejemplo, se controlará que tengan el calendario de vacunación completo. También la formación docente, de aprobarse la ley, contará con capacitación en promoción, prevención y capacitación básica en salud.

 

La ley creará el Registro Universal Sanitario Provincial (RUSP) donde se dejará constancia de las evoluciones médicas obligatorias que se les realizará a los chicos de primer año de la primaria. “A cada nene se le realizará un examen sanitario individual mediante un protocolo de salud único para todas las escuelas, públicas y privadas, en el que se evaluará el peso y la talla y el estado nutricional, además de una evaluación odontológica, oftalmológica y vacunación”, explicó Collia.

 

Gvirtz, por su parte, dijo que “sólo trabajando mancomunadamente podremos hacer prevención y promoción de hábito saludables en las escuelas”, y agregó que el proyecto reintroduce en el ámbito educativo la libreta sanitaria para evaluar si los chicos recibieron todas las vacunas que les corresponden según la edad.

 

Con estos datos se conformará y cuantificará información clínica y epidemiológica, que permitirá al ministerio de Salud contar con estadísticas confiables sobre los chicos y adolescentes escolarizados de la Provincia.

 

Los datos de cada niño serán de uso confidencial y comunicados únicamente a sus padres. “El relevamiento del estado sanitario de un grupo de la población es esencial para implementar políticas de salud acordes a las necesidades”, concluyó el ministro.



Siguiente Noticia Tres clubes náuticos organizarán Regata del Día de la Armada

Noticia Anterior Los cortometrajes que compiten en el Marfici

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario