Las restricciones para la compra de dólares impuestas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) generan repercusiones en el desarrollo del mercado inmobiliario.

 

En Mar del Plata, desde noviembre del año pasado cuando se aplicaron las primeras medidas afecta al libre funcionamento del mercado inmobiliario. Aunque estiman como algo previsible que este tipo de medidas provoquen durante algunas semanas una caída en las operaciones.

 

En tanto, el escenario inflacionario no alienta la posibilidad de avanzar hacia una pesificación de las operaciones.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el operador inmobiliario Francisco Valencia expresó que la gente se fue acostumbrando a estos condicionamientos y aunque durante algunos días se da una retración en las operaciones, paulatinamente ese escenario varía hasta alcanzar una mayor fluidez de operaciones.

 

“Lógicamente este tipo de noticias como un nuevo endurecimiento en las restricciones al dólar u otras como la nacionalización de YPF hace que la gente que tiene dólares y pretende encarar alguna inversión, espera un poco y analiza como se suceden los hechos que fue lo que se observó a fines del año pasado y ahora estimo que sucederá lo mismo donde durante algunos días se observe una disminuión en las operaciones hasta que se aclare el panorama”, reflexionó.

 

Integrante de una de las consultoras inmobiliarias con mayor experiencia en la ciudad, Valencia consignó que “es común que los argentinos se adapten a las condiciones que se imponen y no extraña que en algunos casos se acepte una parte en pesos, sobre todo en lo concerniente a la construcción, y de esa manera se busca seguir en el mercado”.

 

Más allá de estas cuestiones, el martillero marplatense indicó que el valor de la propiedad no está bajando, aunqué sí se observa una menor cantidad de operaciones. “Quien tiene la propiedad a la venta puede estar un poco permeable a escuchar una oferta pero no son montos significativos a la hora de la baja”, afirmó.

 

Más adelante, Valencia comentó que en lo que hace a departamentos “las nuevas propiedades llevan el ritmo del precio y condiciona a los usados, ya que si los costos suben el precio de los inmuebles también”. Mientras que en lo que atañe a chalets se observa un estancamiento en los valores.

 

No obstante, dejó en claro que a diferencia de otras épocas no se observa una baja en los precios de propiedades.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red FM 91.3



Siguiente Noticia Concejo Deliberante reconocerá al Equipo Argentino de Antropología Forense

Noticia Anterior Matrimonio de ancianos fue asaltado; al hombre le pegaron y "picanearon"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario