Con un descollante último cuarto de Leonardo Gutiérrez, Peñarol de Mar del Plata se quedó con el segundo juego de los playoffs de la serie final -al mejor de siete- de la Liga Nacional de Básquetbol, al vencer a Obras Sanitarias por 89 a 76 y lidera la serie por 2 a 0.

 

El partido se jugó en el estadio de Avenida del Libertador ante un marco imponente de público y el permanente aliento de los hinchas milrayitas que volvieron a “copar” el reducto porteño y sueñan con “barrer” la serie.

 

El cotejo fue arbitrado por Alejandro Chiti, Fernando Sampietro y Oscar Brítez y los parciales fueron 20-25, 45-44, 59-56 y 89-76.

 

El equipo de Sergio Hernández fue un justo ganador justificado en la solidez de su defensa y una histórica noche con el tiro de tres puntos al convertir 17 de 34 lanzamientos, siendo su abanderado Leonardo Gutierrez que marcó 19 puntos.

 

El goleador del partido y del actual bicampeón de la Liga fue Kyle Lamonte con 24, mientras que en el conjunto Tachero Dartona Washam marcó 23, siendo el gran ausente Juan Gutierrez.

 

Ahora la serie se traslada a Mar del Plata donde se jugarán los próximos dos partidos en el estadio Polideportivo “Islas Malvinas”. El tercer juego será el lunes 21 y el cuarto el miércoles 24 del corriente.

 

La ficha del partido

 

UNA PREVIA CON CANTOS AMENAZANTES Y EL FELIZ CUMPLEAÑOS A LEO GUTIERREZ

 

La previa de la segunda final de la Liga Nacional de Básquetbol que jugaron esta noche Obras Sanitarias y Peñarol de Mar del Plata estuvo marcada por los insultos entre ambas parcialidades luego de los incidentes del lunes, tras el primer juego.

 

Además, la parcialidad visitante, que otra vez consiguió boletos destinados para los locales en ambas plateas, le cantó durante el calentamiento el feliz cumpleaños al ala pivote Leonardo Gutiérrez (34), mientras éste ensayaba tiros de tres puntos.

 

Luego del agradecimiento al jugador símbolo del `milrayita`, el público también entonó el grito de “Cebador, Cebador”, como lo había apodado irónicamente la gente marplatense cuando todavía no jugaba en el club, por su supuesta poca relevancia en los seleccionados nacionales.

 

Mientras el público de Obras se mantuvo en silencio hasta la presentación de los equipos, los marplatenses les marcaron territorio con cánticos sobre los hechos violentos del pasado lunes.

 

“Tiraste piedras y no paraste de correr” y “Son una vergüenza, son locales y no alientan”, resonó durante la última media hora antes del comienzo del segundo cotejo de la serie.

 

Las plateas volvieron a mostrarse con público de ambos equipos y poca presencia policial para dividirlos, aunque las amenazas e invitaciones a futuras peleas solamente surgieron desde la tribuna popular visitante.



Siguiente Noticia Tenis: se cortó la racha ganadora de Zeballos

Noticia Anterior Fopea y Google cumplirán jornada de capacitación sobre herramientas digitales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario